Esta nueva moda en la cirugía plástica se está volviendo más popular que el aumento de pecho

Patrocinados

Si alguna vez te has preguntado cuál está considerado el “cuerpo ideal” para una mujer hoy en día, las estadísticas de los cirujanos plásticos pueden ser muy reveladores, especialmente las de un país tan obsesionado con la apariencia como Estados Unidos.

De acuerdo con un informe de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, 2015 ha sido claramente el “año del culo. Los procedimientos para esta parte del cuerpo, como los injertos de grasa o los implantes son las cirugías que más han crecido durante el año pasado.

Y es que según este informe, cada 30 minutos de 2015 alguien se hizo un trabajo en el culo.

Patrocinados

También han reportado que los procedimientos relacionados con el pecho han empezado a perder popularidad. Aunque en 2015 se siguieron haciendo más operaciones de aumento de pecho que el total de procedimientos en las posaderas, han bajado un 2% respecto a 2014.

1

La moda de tener un “gran” culo no es nueva, pero se ha estado consolidando como uno de los estándares de belleza principales durante los últimos años.

Como ocurre con muchos estándares de belleza arbitrarios y cambiantes, la idolatrización de los culos respingones ha inspirado a muchas mujeres que no lo tienen de manera natural a buscarlo de otras maneras. Incluso las marcas de ropa, como los vaqueros Levi’s, se ponen manos a la obra para hacer prendas que potencien esa parte del cuerpo, o que permitan a la gente que no tenga tanto culo aparentar que tiene más. El ideal para muchas de estas chicas es tener cinturas extremadamente delgadas pero poder mostrar un culo rollizo y respingón.

 

Una foto publicada por King Kylie (@kyliejenner) el

Las clases de ejercicios que te prometen una figura de ese tipo —una cintura delgada pero unas posaderas más elevadas para tener el trasero perfecto— también están volviéndose más populares. Entrenadoras como Jen Stelter, que es conocida por tener una figura así, es cada vez más famosa.

La cirugía plástica está creciendo en esa misma línea. A finales de 2013, todos los reportes estaban de acuerdo en que cada vez se pedían más cirugías para tener cuerpos más curvilíneos, algo que han llamado el “efecto Kardashian.

Uno de los cirujanos plásticos más populares de Miami, el Dr. Michael Salzhauer, asegura que “la gente quiere parecerse a celebridades como Kim Kardashian y Amber Rose“.

2

También indica que otro factor que está haciendo que la gente se fije cada vez más en los culos es Instagram, donde muchas modelos son muy fans de los cuerpos más curvilíneos y sexualizados. “La gente que tiene un físico así está en Instagram“, ha dicho Salzhauer.

Así que entre las Kardashians y las modelos de Instagram, así como las estadísticas de los cirujanos, es innegable que los culos redondos y respingones dada día son más apreciados. Y las mujeres que resulta que no tienen uno tienen un nuevo y molesto estándar de belleza con el que ser comparadas.

Patrocinados

Comentarios