La bronca a los “niñatos malcriados” encontrada en un ambulatorio gallego que triunfa en redes

El refrán “nunca os acostaréis sin saber algo nuevo” parece que lo dijo alguien que sabía lo que se nos venía encima con la llegada de Internet y las redes sociales. Si no vivís en una cueva apartados del mundo, es imposible que no aprendáis tres o cuatro cosas nuevas cada día gracias a Twitter, Facebook, WhatsApp o Instagram. Una locura.

La última publicación que se ha viralizado y que ha generado un gran debate en las redes la ha compartido una paciente del ambulatorio de Seixo en Marín, en Pontevedra —Galicia—.

Se trata de la internauta Erun Pazos, que ha fotografiado un cartel colgado en un corcho del centro en el que se invita a reflexionar sobre la crianza actual, y que en el momento de escribir estas líneas ha sido compartido por más de 86.000 usuarios.

Pazos se fijó en el folio cuando esperaba a ser atendida por su médico de cabecera, y le sacó una foto que ha arrasado en redes. La clave está en lo que el texto dice sobre la educación: que los padres se desviven por dar a sus hijos de todo… mientras ellos malviven.

Así, el texto se ceba con el consumismo de los jóvenes actuales, y señala que hay que apuntarse al “cuando seas padre, comerás huevos” para que los progenitores se den mejor vida y dejen de dar tanto dinero y caprichos a sus hijos.

El mensaje termina con una idea muy interesante y positiva para educar a los hijos.

Esta es la publicación original de Pazos:

Esta es la realidad ……esperando en la consulta del medico me encuentro con esta reflexion😕😕😕

Publiée par Erun Pazos sur mardi 10 avril 2018

En el ambulatorio han explicado que no se trata de un texto original del centro, sino que un trabajador lo rescató de Internet para que los usuarios del ambulatorio pudieran leerlo, según ha informado La Voz de Galicia.

Aunque no sea original, han sido miles los usuarios de las redes sociales que lo han comentado, generalmente de manera positiva. Son muchos los que señalan que se ha perdido la “cultura del esfuerzo”, y que se están criando adultos que creen que les deben todo “sin dar un palo al agua”.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios