La espeluznante declaración de la víctima de “La Manada” ante el tribunal: “Me agarraron de la mandíbula y…”

Patrocinados

El abogado de la víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, Carlos Bacaicoa, afirmó en la tarde del miércoles 22 de noviembre —después de escuchar la declaración en el juicio de tres de los miembros de “La Manada— que “mienten como bellacos“. Según Bacaicoa, “lo que ellos cuentan no tiene nada que ver con lo que se ve en los vídeos“.

Por encima de todo, señala que los acusados no” han podido demostrar que la joven estaba de acuerdo, y ha afirmado que “la versión que ellos cuentan no cuadra, queda absolutamente desdicha por los vídeos y por los audios, no puedo decir nada más“. Uno de los vídeos es por lo visto especialmente gráfico: se trata del que borró uno de los acusados, pero pudo ser recuperado después. Y en él, según el abogado de la víctima, se refleja cómo habrían tratado a la chica: “a ella se la pasan como si fuera una pelota“, ha sido su cruda descripción.

Patrocinados

Además, el Ministerio fiscal ha presentado un informe de conclusiones en el que afirman que los hechos “se produjeron sin consentimiento y bajo violencia e intimidación“, y ha considerado que “las pruebas son absolutamente contundentes“.

La fiscal Elena Sarasate dedicó dos largas horas a la presentación de su informe en la sala, y su relato de lo que los miembros de “La Manada” hicieron con su supuesta víctima pone los pelos de punta.

Según Sarasate, los cinco acusados “actuaron de forma conjunta y organizada, mientras la joven denunciante “no sospechaba ni rematadamente lo que estaba pasando“.

“Cuando los acusados terminaron y consiguieron lo que querían, la dejaron tirada y semidesnuda.”

Pero también han llamado mucho la atención las palabras del propio abogado de tres de los miembros de “La Manada, Agustín Martínez Becerra. Y es que de sus defendidos ha dicho que “no son modelo de nada“, incluso “imbéciles” en algunos aspectos, “simples” y “primarios” con el fútbol o las relaciones sexuales, “cuantas más mejor… por supuesto, no diría esto si no hubiera un pero.

Y en este caso el pero que ha planteado es que son “buenos hijos” y se les “está destruyendo sin que hayan cometido el delito.

Según el propio “Prenda” en su declaración, después de saludar a la joven y hablar con ella sobre fútbol, empezaron a hablar sobre sexo y la cosa derivó en relaciones sexuales. Tras la conversación habría sido la propia denunciante quien motivó el encuentro asegurando que “se atrevía con los cinco y que lo iba a demostrar. Bacaicoa ha negado que su representada pronunciara esa frase y, de hecho, ha argumentado que en sus primeras declaraciones policiales “ella siempre se refería a que eran cuatro y no cinco“.

Después de que la acusación le rebatiera cómo era posible que les pareciera “normal” una petición semejante, el segundo acusado, Manuel Escudero, añadió lo siguiente:

“No me extrañó la propuesta de la chica de hacerlo con los cinco por el contexto, a las 3 de la mañana de fiesta en San Fermín. No era la hora de misa a las 12 del mediodía.”

Ángel Boza, por su parte, explicó que la dejaron sola en el portal porqué consideraban que ya habían “terminado.

“Ya habíamos terminado y estábamos de fiesta.”

Por otro lado, aseguraron que ellos no fumaban porros aunque ese fue el pretexto que motivó que la víctima entrara en el portal, con lo que se deduce que de ser cierta la acusación la habrían engañado.

Pues bien, ha trascendido el contenido de la declaración íntegra que la víctima prestó durante casi 4 horas ante el tribunal que va a sentenciar los hechos. La ha publicado el Diario de Noticias de Navarra, y es sencillamente desgarradora.

Esta es la durísima explicación de la joven:

“Recuerdo la puerta, llegamos al cubículo ese y fue cuando empecé a sentir más miedo. Me rodearon aquellos cuatro, noté que me quitaban la riñonera, el sujetador y me desabrochaban el jersey atado a la cintura. Empecé a sentir más miedo cuando me agarraron de la mandíbula y me acercaron para hacer una felación, y otro me agarraba de la cadera y me bajaba leggins. En ese momento estaba totalmente en shock, no sabía qué hacer, quería que todo pasara rápido y cerré los ojos para no enterarme de nada y que pasara rápido.”

La joven madrileña explicó que lo que le empujó a denunciar fue que “habían cometido un delito“; “no lo consentí“, afirmó la chica, ante las preguntas de la fiscal Sarasate. Rechazó también de lleno que mantuviera cualquier conversación de contenido sexual con “La Manada”:

“No hubo ninguna conversación en la que se mencionara el sexo”

Así mismo, manifestó su tremenda sorpresa por lo que pasó en el número 5 de la calle Paulino Caballero de Pamplona:

“No me imaginaba que sucediera lo que pasó, pensaba que íbamos al portal para fumar un porro. Me sorprendió la brusquedad.”

Otro de los aspectos más reseñables de la declaración fue cuando reveló su “sentimiento de culpa” tras la presunta violación: “pensaba que podía haber hecho más, que les estaba jodiendo la vida a cuatro personas, que era mi culpa lo ocurrido…“, sentenció.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Fuente: elegímaldía

Patrocinados

Comentarios