La imagen del interior de un secador de manos que te quitará las ganas de volver a utilizar uno

Lo has hecho un millón de veces. Entras en un baño público, terminas de hacer tus cosas, te lavas las manos (algunos prefieren saltarse esta parte) y procedes a secarlas en uno de los secadores que existen –y funcionan, pero ese es otro tema– en casi todos los establecimientos. ¡No lo hagas!

Una mujer de California ha compartido una publicación en su perfil de Facebook que hará que, a partir de ahora, prefieras secarte con papel higiénico o incluso en los pantalones. En dicha fotografía se puede ver la placa de uno de estos secadores de manos, donde conviven felizmente una gran cantidad de hongos y bacterias y que te van a poner los pelos de punta.

Nichole Ward explica que introdujo una placa abierta tan solo tres minutos, y ese tiempo fue más que suficiente para ver una gran cantidad de hongos y bacterias patógenas: “Ok, muchachos… ¿Listos para que su mente explote? Metí la placa abierta en un secador de manos cerrado de un baño público por un total de 3 minutos. Sí, solo 3. NUNCA vuelvan a secarse las manos en esas cosas. Pueden ver [en la placa] la variedad de hongos y bacterias patógenas que gira alrededor de sus manos, mientras creen que están saliendo [de un cuarto de baño] con las manos limpias. De nada”. 

Comentarios