Le pintan “es gay” en la silla del instituto y su respuesta es ma-ra-vi-llo-sa

Patrocinados

Los que piensan que en España la homofobia está superada sólo tienen que entrar a las redes sociales unos minutos para ver que, por desgracia, todavía queda mucho camino por recorrer en este tema. En pleno año 2017 aún existen personas que consideran ser homosexual como una enfermedad, y las agresiones homófobas se repiten todos los fines de semana en zonas de bares de copas y discotecas de nuestro país.

Parece que el concepto de “vive y deja vivir” y respetar a los demás todavía hay personas –por llamarlos de alguna forma– que no lo terminan de entender, y no pueden resistir sus ganas de vomitar su odio en forma de mensajes tanto en Internet como en la vida real. 

Patrocinados

El último caso que hemos conocido ha tenido lugar en una clase de primero de bachillerato de un instituto, donde a un alumno le escribieron la frase “es gay” en el respaldo de su silla. Matt, que así se llama el joven que ha sufrido este ataque homófobo, publicaba la imagen en su perfil de Twitter, convirtiéndose en uno de los fenómenos virales del día por el maravilloso mensaje que acompañaba a dicha fotografía:

“Han pintado esto en una silla de mi clase intentando ofender y sólo han conseguido que haya proclamado que esa silla es ahora de mi propiedad (ahora soy más rico en patrimonio)”

Afortunadamente, son muchos más los jóvenes que han aplaudido el gesto de Matt en las redes sociales que los energúmenos que intentaron humillarlo. Aún hay esperanza. 

Patrocinados

Comentarios