¿Os acordáis de Fayna, de ‘Gran Hermano 2’? Pues váis a flipar con su terrorífico regreso a la actualidad…

La segunda edición de Gran Hermano vino con muchas novedades: tras los problemas de seguridad de la primera edición, se cambió la ubicación de la casa que pasó por primera vez a estar en el municipio de Guadalix de la Sierra. Además, se introdujo más color para dar más alegría a la casa, se amplió el jardín —incluyendo una sauna— y se mejoró la piscina.

El eslogan de esta edición fue “el primer Gran Hermano del siglo XXI“, y entraron 12 concursantes, aunque uno de ellos fue obligado a abandonar el concurso por decisión de la dirección del programa —el mítico “El Yoyas“…—, siendo sustituido por una reserva.

Fayna Bethencourt fue una de las concursantes conocidas de aquella segunda edición de Gran Hermano, allá por 2001. Nació en Gran Canaria en 1978 y es de origen franco-español, aunque pasó parte de su infancia en Francia.

3944204_640px

Fue la segunda expulsada del reality, en su segunda nominación, y durante su paso por la casa destacó por su fuerte carácter y su polémica relación precisamente con Carlos Navarro, el mencionado “El Yoyas“. Actualmente siguen juntos y han tenido 2 hijos.

 

En 2003, 2 años después de haber entrado en Gran Hermano, concursó en La isla de los famosos 2, siendo la quinta expulsada. Su experiencia televisiva se completa con un periodo entre 2014 y 2015 en el que fue colaboradora del programa de corazón Cazamariposas junto a su marido, aunque también pasó por el plató de ¡Qué tiempo tan feliz! para hablar sobre el comienzo de una posterior edición de Gran Hermano.

De su paso por el reality más famoso de la televisión no se arrepiente, tal y como afirmó en una entrevista a Hablamos de Tele:

“Gran Hermano fue determinante en mi vida ya que en él conocí al que es hoy en día mi marido y padre de mis dos hijos, así que no puedo valorar mi paso por ese concurso como una simple experiencia, sino como una parte de mi vida muy importante.”

Ahora los años han pasado, y tras abandonar paulatinamente la televisión ha encaminado sus pasos hacia un ámbito que nadie habría imaginado: la literatura. No solo como aficionada, ya que Fayna acaba de cumplir su sueño profesional de publicar un libro. Se llama “Cianuro y chocolate“, y es una antología de relatos de terror para jóvenes y adultos.

Esta es la sinopsis del volumen:

Cuando el amor se convierte en la soga de la que pende tu cuerpo y los demonios se visten de madre que te da la mano, de marido siempre fiel o de hijo en tu regazo, es cuando las buenas intenciones de los seres más queridos pueden resultar tan letales como las puñaladas que te asesta ese asesino mientras te jura amor eterno. Los monstruos de verdad no viven en cuevas ni salen de ningún ataúd. Ellos te sonríen y te tienden la mano, o te miran desde el espejo donde ves reflejado tu rostro cada mañana. Porque las sombras de verdad, esas que se escapan de los armarios de los niños para arrastrarlos hacia el mundo de sus pesadillas, no vienen de mundos inventados. El verdadero horror tiene forma de ser humano.

Ella está exultante por haber publicado este Cianuro y Chocolate, que es su primera antología en solitario aunque ha colaborado en otras antologías junto a otros autores, como “¡Zombifícalo!

Como es habitual en estos casos, en sus redes sociales no para de promocionarlo:

 

Y ella sigue estupenda, con algún que otro reciente cambio de imagen que no ha dudado en compartir con sus seguidores en las redes sociales:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios