10 ridículas razones que llevaron al divorcio en la vida real

Muchas veces pensamos que al divorcio sólo se llega por razones muy serias, como una relación deteriorada por culpa de muchos años de desavenencias, o por una infidelidad… pero nada más lejos de la realidad. En ocasiones, los cónyuges deciden poner fin al matrimonio por razones realmente absurdas.

Tanto, que a veces son muy difíciles de creer. En genial.guru recopilaron algunas de estas causas absurdas, pero completamente reales, por las que algunas parejas llegaron al divorcio… y es descacharrante. ¡Juzgad vosotros mismos!

1. Redes sociales.

En el mundo moderno, pasamos mucho tiempo en las redes sociales… hay quien dice que demasiado. Por ejemplo, una habitante de la India decidió separarse de su marido por una razón sorprendente para cualquiera que no esté obsesionado con las redes: no cambió su situación sentimental en su cuenta de Facebook después de la boda.

2. Platos sucios.

¿Con qué frecuencia os causan problemas los platos sucios? ¿Creéis que una taza sucia en el fregadero podría ser causa de divorcio? Matt, un joven estadounidense. tampoco lo creía. Sin embargo, su esposa le pidió el divorcio porque él no dejó las tazas en el lavavajillas, sino que las colocó cerca del fregadero.

La mujer consideraba que, de esa manera, él demostraba indiferencia hacia ella. “Cada vez que ella entraba a la cocina y veía un vaso cerca del fregadero, estaba lista para irse de casa o presentar el divorcio. Yo no tenía idea de ello”, comenta el ahora hombre divorciado.

3. Ignorar.

La próxima vez que leáis un mensaje y simplemente decidáis no responder, pensadlo dos veces, ya que puede ser usado en vuestra contra ante al juez. Una mujer de Taiwán presentó el divorcio, porque su cónyuge no le respondió en Messenger después de leer su mensaje. Lin incluso presentó la conversación con su esposo como prueba ante el juez.

4. Malos modales.

Una mujer originaria de Kuwait decidió divorciarse después de una semana de haber celebrado su boda, ya que ella no sabía que su esposo no utilizaba tenedor cuando comía frijoles. De acuerdo con las palabras de la mujer, quedó asombrada por los malos modales de su exmarido.

5. Lavado.

Un fanático del fútbol se separó de su esposa por culpa de un auténtico epic fail: le lavó una camiseta. Pero una camiseta muy especial: Neil Newhart coleccionaba autógrafos de sus jugadores favoritos en una camiseta de fútbol. Cuando su esposa decidió lavarla, ocurrió lo que estáis imaginando: todas las firmas desaparecieron.

6. Maquillaje.

Después de unos pocos días de la boda, un hombre le pidió el divorcio a su esposa después de verla en la playa sin maquillaje. El esposo de 34 años pensó que su amada ya no era tan hermosa como antes de la boda. Así, acusó a la chica de 28 años de haberle engañado, indicando que ella había utilizado pestañas postizas y varios productos cosméticos.

7. Puntos de vista políticos.

Una habitante de California decidió separarse de su esposo después de haber estado 22 años juntos. ¿La razón? Su esposo votó a favor de la candidatura de Donald Trump en las últimas elecciones de Estados Unidos. Gayle McCormick dijo que se sintió traicionada en ese momento: “me pareció que me había engañado a mí misma todo este tiempo. Este problema planteó cuestiones con las cuales no nos habíamos tropezado anteriormente”.

8. Construcción.

En el 2009, una alemana solicitó el divorcio a pesar de haber vivido 15 años con su esposo. La mujer aseguró que su marido estaba obsesionado con la limpieza y el orden, y aunque creía que  ya se había resignado a esta particularidad sucedió algo que colmó el vaso: su esposo rompió una pared en la casa y comenzó a construirla nuevamente argumentando que la pared estaba demasiado sucia. En este punto, la paciencia de la mujer llegó a su fin.

9. Cartas de amor.

En Italia, un hombre de 99 años decidió disolver su matrimonio —llevaba viviendo con su esposa más de 70 años–. La razón fue que el italiano encontró unas cartas de amor que su esposa había escrito a su amante… en 1940. La mujer, con lágrimas en los ojos, le pidió perdón para que su esposo no destruyera su familia, en la cual tuvieron 5 hijos, pero el marido hizo caso omiso.

10. Nombre en el teléfono.

En 2009, una mujer de Arabia Saudita solicitó el divorcio después de 17 años de matrimonio al descubrir la manera en la que su esposo la tenía registrada en su teléfono. Ocurrió cuando el hombre olvidó su teléfono en casa, su mujer le llamó y, por casualidad, vio en la pantalla el siguiente texto: “Guantánamo”, haciendo referencia al nombre de la prisión militar en Estados Unidos. Por culpa del ofensivo apodo, la mujer pidió el divorcio, a pesar de que el hombre le aseguró que solo era una broma.

¿Consideráis razonables estos motivos para separarse, o creéis que simplemente necesitaban un pretexto para hacerlo? ¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Comentarios