11 casos en los que un desconocido ayudó a alguien como si fuera su ser querido

El pensador y filósofo alemán Friedrich Nietzsche dijo una vez que “la mejor manera de comenzar bien el día es, al despertar, pensar si puedes regalar alegría a, al menos, una persona”. Un sentimiento que nos encanta y con el que seguro que están de acuerdo los protagonistas de este artículo.

Porque puede que no se despertasen con este pensamiento en sus cabezas, pero su día no fue en vano: hicieron la vida mejor a quienes le rodeaban, y lo mejor de todo es que hay imágenes que lo demuestran y que nos pueden servir de inspiración a los demás. Y es que una mano amiga puede hacer que el mundo nos parezca mucho más amable…

¡Esperamos que estas historias os gusten, y os inspiren, tanto como a nosotros!

1. Este joven se dio cuenta de cómo sufría un anciano al tratar de entender el sistema de navegación en su teléfono. Se acercó y le ofreció su ayuda, para luego pasar 20 minutos enseñándole a usar Google Maps.

2. Hacer el bien es muy sencillo.

3. Un hombre en un ciclomotor detuvo el tráfico para que una anciana pudiera cruzar sin problemas una ancha avenida.

4. El conductor de un Audi blanco cubrió con su auto a un motociclista que se había caído.

5. Los niños regalaron un teléfono inteligente a su compañero de clase de una familia de bajos ingresos.

6. Este hombre, simplemente, se quitó los zapatos y se los regaló a una persona descalza sin hogar. Y se puso otros que llevaba en su bolsa.

7. Batman, en su tiempo libre.

8. ¿Sabías que, durante los maratones, los espectadores a menudo ofrecen alimentos a los participantes de la carrera?

9. En el hospital de Changzhou, 30 médicos, durante 5 horas, realizaron, alternándose, una reanimación cardiopulmonar a un niño para salvar su vida hasta que llegaron los especialistas altamente cualificados desde Shanghái. ¡Y lo hicieron! El niño ya está en fase de recuperación.

10. Un verdadero deportista nunca dejará a otro deportista en problemas.

11. Este conductor aguantó el flujo de automóviles para que el hombre, al volante del camión, pudiese girar al carril derecho.

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Comentarios