¿Os acordáis de Galindo? Pues este es su aspecto actual, y a lo que se ha dedicado desde que dejó Telecinco

Para toda una generación, Crónicas Marcianas, el late show que emitió Telecinco entre 1997 y 2005, y que estaba dirigido y presentado por Javier Sardámarcó un antes y un después en la televisión. Y uno de sus mayores protagonistas y más inolvidables fue el señor Galindo.

De menuda estatura y marcado acento catalán, Martí Galindo —que había dedicado toda su vida a la interpretación teatral— llamó rápidamente la atención del público. En el programa fue protagonista de muchos momentazos que, para los incondicionales del programa, son imborrables. Galindo dejó el programa en 2002, momento en el que empezó a sufrir descensos graduales de audiencia… aunque hay que decir que, por aquel entonces, nuestro protagonista tenía ya 65 años.

Precisamente, tras su salida del programa, no quiso vincularse a otros proyectos y prefirió vivir una vida tranquila como jubilado. Centró su atención en disfrutar de los años que tenía por delante dedicándose a sus aficiones: ver teatro, escuchar música y asistir a la ópera. De hecho, en los últimos años las ocasiones en las que le hemos podido volver a ver en televisión pueden contarse con los dedos de una mano.

Carlos Latre, que fue otra de las estrellas de Crónicas Marcianas desde su incorporación en el año 2000, acudió el año pasado al programa Qué tiempo tan feliz, y le hicieron un regalo que tardará mucho en olvidar. En el vídeo donde compañeros y amigos le dedicaban palabras de cariño al presentador, apareció el propio Galindo:

Galindo bromeó con Latre e hizo un juego de palabras con el nombre del espectáculo que ha estrenado hace poco, 15 años no es nada, en el que el cómico parodia a nada más y nada menos que 150 personajes distintos: “15 años no es nada y tampoco 61, que son los que acabo de cumplir yo“. Obviamente, se quitó unos cuantos…

La propia María Teresa Campos también estuvo visiblemente emocionada durante la conversación. “Qué ilusión nos ha hecho ver a Galindo“, dijo mientras aplaudía en pie.

Unos meses más tarde fue Javier Sardá quien visitó el plató del programa de la Campos para promocionar su último libro. Y repitieron sorpresa, ya que el presentador pudo ver un vídeo en el que Galindo le dedicaba unas bonitas palabras, algo que le emocionó mucho:

Más allá de esto, Galindo se ha envuelto en su particular ostracismo… feliz y gozando ya de la friolera de 80 años vividos.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios