19 juguetes que traumatizaron a millones de niños

COVER-JUEGUETES

No permita usted que su hijo o hija sea una aburrida “persona normal. Todos podemos ser especiales si recibimos el regalo apropiado cuando somos pequeños. ¡Y es que nadie es interesante si no tiene algún tipo de desorden psicológico o trauma infantil que contar para amenizar cualquier tipo de reunión social!

Estamos bromeando, por supuesto, pero hay fabricantes de juguetes —y algunos trolls— que parecen empeñados en arruinar infancias. Os dejamos una selección de juguetes que sorprendentemente estaban en la sección infantil… sí, en serio:

1. Empezar con un globo así su cumpleaños:

Ballon GIANTS

2. ¿Un champú de Minion ensangrentado?:

DESPACHADOR DE MINION CON SANGRE

3. ¿Dejarías entrar a tu hijo aquí?:

PUBLICIDAD DE CONDONES CON UN BRINCOLIN PARA NIÑOS EN JAPÓN

4. Un campo de concentración Lego:

CAMPO DE CONCENTRACIÓN LEGO

5. Play-Doh está muy “creativo” con sus herramientas:

instrumentos play doh para moldear pasteles de plastilina

6. Demasiado creativo diríamos…:

JUEGUETES PARA HACER POPO DE PLASTILINA PLAY DOH

7. Solo es cuestión de apretar su cosita para que salga el chorro:

pistola de agua en forma de ballena

8. Winnie the Pooh solo quiere diversión:

AROS DE WINNIE POOH

9. Estas espadas de forma fálica:

burbujas con forma de espada

10. ¿No pensaron bien el lugar por donde se infla?:

Inflable de Wolverine

11. Si esto no destruyó la infancia de alguna niña, cerca se quedó:

MUÑECA EMBARAZADA

12. Y pensar que este llavero fue la sensación del 2005:

llaveros de pokemon de 1995

13. Quizá… puedo decir a lo que me recuerda, pero no… ¡olvídalo!:

resbaladilla inflable de piernas de mujer

15. Transformer con un gran tren:

Transformer de legos

16. Con dos deditos provocarás un gran squirt…:

PISTOLA DE AGUA EN FORMA DE DEDOS

17. Muñecas pro racismo:

MUÑECA QUE ABONA AL RACISMO

18. Preparando tu futuro profesional:

MUÑECA TEIBOLERA CON TUBO INCLUIDO

19. Eso se lo regalaron a Mario Conde…:

JUGUETE DE NIÑO EN LA CÁRCEL

Fuente.

Vía Elegí mal día.

Comentarios