19 momentos en los que las redes sociales nos mintieron descaradamente

Aunque a veces no queremos reconocerlo, todos hemos caído en alguna ocasión en el pecado del postureo. Y es que es difícil resistirse a la tentación del aplauso fácil o la sonrisa cómplice de nuestros seguidores en las redes sociales. En el pasado hacía falta ser un auténtico triunfador para obtener la aclamación popular, pero parece que hoy en día basta un perfil en una red social, unos cuantos selfies, una dosis de “sonrisas Profidén” y mucho tiempo libre para aparentar que estamos disfrutando de una vida de triunfador.

De esta manera, cuando abres Instagram parece que todos los chicos tiene unos abdominales perfectos, y que todas las chicas poseen una figura de reloj de arena. Lo peor de todo es que ni siquiera es gente que se ha pasado el día en el gimnasio o ha hecho una vida sana, sino que puede que su imagen sea fruto de engaños como los que os vamos a mostrar. Eso sí, os prometemos que la mayoría en realidad son divertidísimos.

Nivel de desesperación: incalculable.

¿Quién no suda mientras hace ejercicio?

 

No lo imaginaste jamás, ¿verdad?

¿No podrías al menos buscar a un amigo imaginario?

Nunca juzgues algo antes de ver la imágen completa.

¿Acaba de inventar el lápiz invisible?

Tener novia es un trabajo difícil.

Nick Boyer debe sentirse ofendido y agradecido al mismo tiempo.

Cómo se ve la Gran Muralla China en Instagram vs. lo que realmente te encuentras cuando la conoces en persona.

Descubrirlo fue demasiado fácil.

¡Nuevas en su caja, jamás usadas, a estrenar!

Estás usándolas en la foto de tu perfil 😅

Al menos su reloj es real. Quiero decir, supongo…

Relajándose en su casa cerca del lago…

Esperamos que el bae no se moleste porque ella conduzca su auto.

“Conduciendo el auto del bae con mis uñas arregladas”.

Posar en Instagram requiere ejercicios especiales de respiración.

Instagram / Realidad

Cómo se ve la Mona Lisa en Instagram vs. cómo los turistas la “disfrutan” en el Louvre.

musée du louvre: mona lisa

Cuando tu perro “rompe por accidente” tu cojín con cremallera.

“Lo creo. Cuando un perro destruye el cojín, no usa la cremallera”.

Es un viaje, no una sesión de fotos de Victoria’s Secret.

Fuente.

Comentarios