20 cosas que difícilmente podríamos saber y que estamos haciendo mal todos los días

La vida parece sencilla, pero lo cierto es que en muchas ocasiones nos complicamos demasiado en algunas cosas que, en realidad, son muy sencillas. Solo hace falta un poco de imaginación y pensar de “manera creativa”, y podríamos ahorrar mucho tiempo y esfuerzo.

Por ejemplo, no es necesario hacer un desastre pelando un huevo cocido a mano… ¡Solo hay que ponerlo en agua helada! Aquí tenéis otras muchas cosas sorprendentes que podrías haber estado haciendo mal todo este tiempo.

Pela una mandarina desenrollándola: simplemente toma un cuchillo, corta la parte superior e inferior de la fruta y luego corta de manera vertical en uno de los lados.

Dobla una bolsa de papitas sobre sí misma para hacer un pequeño y lindo tazón, el cual hará que sea más fácil agarrarlas.

Al comer un pastelillo, rómpelo por la mitad y coloca la base en la parte superior, lo que hará que sea menos complicado comerlo.

Colgar la ropa de lado a lado puede ayudarte a ahorrar espacio.

Mantén el helado suave colocándolo en una bolsa de plástico para congelar en lugar de descongelarlo o colocarlo en el microondas después de sacarlo del congelador.

Cuando trapees el piso, envuelve tus zapatos en un paño, de esa manera ayudarás a mantener el suelo seco y limpio, y no tendrás que preocuparte por mantenerte en una esquina.

Cuando uses una tirita adhesiva sanitaria, corta los lados y dóblalos para que se enrollen alrededor de la herida. Eso evitará que se caiga.

Si te estás mudando, puedes usar este método para transportar fácilmente toda tu ropa.

Cuando quieras esconder tu escritura, no la taches con líneas rectas, escribe letras al azar sobre ella para que sea aún más difícil de leer.

Cuando estés tostando pan, colócalo en la tostadora de forma horizontal, para que la rebanada entera se cocine uniformemente.

Una hoja de papel puede ayudarte a extraer las papas de la parte inferior de la lata de manera ordenada.

Las tapas de los vasos desechables no solo ayudan a que tus bebidas sean portátiles. ¡También son prácticos portavasos!

Cuando empaques ropa, enrollarla puede ayudarte a tener más espacio.

No solo amontones las bolsas de la compra en el carrito cuando salgas de la tienda, algunos de ellos poseen bucles para ayudarte a colgar todo.

Coloca tu rollo de papel higiénico de tal modo que tengas el extremo libre hacia a ti. ¡Incluso la patente original así lo especifica!

La mayoría de los automóviles tienen un indicador en el medidor de gasolina que muestra en dónde está la toma para cargar combustible. Esto es especialmente útil si estás usando el auto de otra persona.

Usa el pedazo de tela adicional que viene con la ropa nueva para probar detergentes y quitamanchas en lugar de arriesgarte a arruinar la prenda completa.

Cuando utilices una cinta métrica, no la estires manualmente. Engancha desde el extremo plano y tira de él. Muchas tienen incluso un orificio para clavos y tornillos en esa zona.

No todos los borradores son iguales. Usa la parte de color rosa para los errores comunes de escritura. La zona azul es para papel duro o áspero.

¿Quieres aplastar una lata? ¡No la golpees en tu cabeza! Presiónala diagonalmente, gírala y empuja hacia abajo.

Fuente.

¿Conoces algún otro truco que pueda ayudar a las personas a hacer su vida más fácil?

Comentarios