24 imágenes que abrirán tu corazón al primer intento

En ocasiones, el objeto más insignificante puede destacar los sentimientos más conmovedores. Una simple toalla puede ser un tierno recuerdo, si es una toalla que está en la casa de tu abuela y ella la guarda para ti desde hace 12 años.

Esta selección de imágenes es como una de esas películas que hay que ver con el paquete de pañuelos muy cerca. ¡Esperamos que os parezca tan conmovedora como a nosotros!

El “asistente” del veterinario tranquiliza al paciente.

“Mi hijo me vio llorar por el anillo de bodas perdido. E hizo esto para mí”.

Hora de la siesta en la guardería.

El secreto de un matrimonio feliz ha sido descubierto.

“En la foto están mi esposo y su hermano, que le donó un riñón para salvarle la vida”.

“Mi abuela falleció el verano pasado. Heredé su cactus, que floreció hace unos días”.

Todas las madres se parecen tanto en sus sentimientos por los niños.

“Me pidieron que fotografiara un almuerzo en un hospital. Nadie quería hacerlo; pensaban que sería aburrido. En esta foto, una paciente abraza al médico que le salvó la vida”.

“Estas bellezas vivieron durante mucho tiempo juntas, y luego las separaron por varios meses. Esto fue lo que sucedió cuando se encontraron de nuevo”.

“Hace 12 años me fui de mi ciudad natal. Cuando vengo de visita, me quedo en la casa de mi abuela. Ella compró esta toalla especialmente para esos casos y 12 años más tarde todavía la guarda para mí”.

“Me quedé dormido, y cuando me desperté vi a este pequeño”.

Otro recordatorio de que para alguien nuestra atención no tiene precio.

“Cuando pasé la noche en la playa, este perro se quedó toda la noche a mi lado y me protegió de otros perros”.

“Una colega me regaló esto para apoyarme durante una difícil separación con mi novio”.

“Solo sigue nadando”: las palabras de la canción de la película Buscando a Nemo.

Cuando encuentras a tu humano.

Los compañeros de clase se burlaban de la niña por su peinado. La maestra se cortó el pelo para apoyarla.

Cuando sabes compartir.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de EMIL LEONARDI (@emileon86) el

Un veterano de la Segunda Guerra Mundial y las 3 000 postales que recibió por su 100 cumpleaños.

Esta familia se encontraba en una situación difícil debido a la suspensión del trabajo del gobierno de los Estados Unidos. Compartieron su historia en línea y pronto comenzaron a recibir paquetes anónimos.

Del refugio a los abrazos.

“Esta es la primera vez que tengo a mi hijo en mis brazos”.

Una conversación que será recordada por toda la vida.

“Mi hermana perdió la vista a los 14 años. Cuando estábamos en Disneylandia, la princesa le ofreció tocar su atuendo y su corona para que ella pudiera verlos”.

“Esta semana perdí a un amigo. Esta mañana, vi una inscripción en la entrada de mi oficina. Realmente necesitaba estas palabras. Tal vez a alguien más le ayude leerlas”.

“No siempre será así”.

Fuente.

¿Tienes historias conmovedoras que quieras compartir con nosotros?

Comentarios