Miguel confesó en el casting de ‘Gran Hermano’ que le gusta hacer ESTO con las relaciones de chicos heteros, y todo el mundo está perdiendo la cabeza

El triángulo amoroso entre Pol, Adara y Miguel, estaba que ardía desde que los dos chicos compartieron estancia en el apartamento. En los últimos minutos de ambos a solas, la audiencia pudo ver lo que era un secreto a voces para todos menos para Pol: Miguel se declaraba al “genéricamente perfecto”.

miguel-pol-gustaria-tio-pillado_mdsvid20161013_0213_17

Empecé a sentirme atraído por ti de una cierta manera“, le decía el gallego. A lo que Pol le contestaba que nada iba a cambiar entre ellos. “La nuestra es una amistad pura, verdadera y real“, le aclaraba de manera atropellada el luchador. Pol, algo sobrepasado por la situación, tomó la decisión de no contar nada a Adara sobre los sentimientos de Miguel. Pero la promesa no ha durado demasiado.

Durante la noche del lunes, Pol fue sincero con Adara y esta, que veía confirmadas sus peores sospechas de las últimas semanas, estalló contra Miguel:

“¡Eres un sinvergüenza de los pies a la cabeza! ¡Mala persona! ¡Me has estado volviendo loca todos los putos días pensando que no te gustaba. Me has hecho llorar mucho!”

Tras la bronca, que Miguel aguantó pacientemente sin armar más escándalo, Bárbara medió por Adara y le pidió al concursante que fuera a hablar con ella. Pol, por su parte, solo decía que lamentaba lo ocurrido y que no sabía nada de los sentimientos de Miguel.

1_1ccd553072

Pues bien, el programa ha mostrado las imágenes inéditas del casting del gallego y algunas de las palabras con las que Miguel se presentó cobran una nueva dimensión después de lo sucedido en las últimas semanas.

En las imágenes el futuro concursante desvelaba que le encanta “camelar, gustar y seducir“, jactándose de que es capaz de conseguir a quien le dé la gana. Pero hay más: “no me gustan los chicos gays, me gustan los heterosexuales, y siempre los consigo. A mí me gustan más los chicos, pero los heteros“, dice Miguel, en unas palabras que hacen pensar en lo sucedido con Pol. Según lo que cuenta en el casting, está tan seguro de sus dotes de seducción que sus amigas no quieren presentarle a sus novios por si se los quita.

 

Pero aún hay más: reconoce que “le ponen” los chicos heterosexuales que tienen novia, y que le encanta “retorcer sus relaciones… Un comportamiento que recuerda demasiado al que está llevando a cabo dentro de la casa. ¿Casualidad?

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios