El repescado de ‘Gran Hermano’ se lleva este ‘ZASCA’ perfecto del Súper, y podría ser expulsado por revelar todo esto del exterior

Las medidas disciplinarias “de chichinabo“ que ha impuesto al dirección de Gran Hermano tenían que ver, entre otras cosas, con la polémica causada raíz de varios comentarios homófobos de Fernando. Ocurrieron cuando regresó al apartamento para luchar por la posibilidad de ser repescado, ya que compartió varios comentarios que levantaron ampollas entre los espectadores del programa.

cwrvza3weaetckp

Estos comentarios se centraron primero en Miguel: “Si me lo hace él no pasa nada, pero que me lo haga Miguel es como que viene a tocarme y sobarme“, decía en relación al gesto de tocar el brazo a otra persona de su mismo sexo.

Pero además al hablar sobre si “los gays son más liberales“, Fernando siguió mostrando su lado más homófobo y llegó a reírse tras contar que un primo suyo gay se acabó suicidando. “Muy heavy“, dijo sin poder aguantarse la risa, algo que Pablo le recriminó.

fer-fb

Las declaraciones del gaditano indignaron tanto a las redes sociales, que llegaron a abrir una petición en Change.org para pedir la expulsión del concursante.

Pues bien, imaginaos la cara de todos estos haters cuando vieron que era precisamente Fernando el repescado por la audiencia

 

Pero la polémica continúa: la única condición para el repescado era que mantuviera silencio sobre todo lo que ha podido saber sobre el exterior. Se supone que incumplir esta norma sería motivo de expulsión disciplinaria inmediata… pero se ve que no lo ha entendido muy bien.

Fernando no tardó en empezar a rajar sobre muchas cosas acontecidas en el exterior: empezó relatando cómo le habían pedido un autógrafo en un centro comercial, y a partir de ahí se fue envalentonando.

Les ha contado a sus compañeros el buen rollo que tienen las madres de Bea y Rodri, cómo se está viendo su relación con Clara desde fuera… e incluso le ha recomendado a Alain que se aleje de Meri, insinuando que ella podría ser la siguiente en salir. Y por supuesto se ha despachado bien con las confesiones de Bárbara que ha podido ver en el exterior.

Lógicamente la idea de Gran Hermano es que los concursantes están completamente incomunicados con el exterior, así que todo esto acabaría con la esencia del reality. Ha tardado solo unas horas en recibir el primer toque de atención por parte del Súper, que no estaba nada contento: “¿Quieres contar alguna cosa más? ¿Algo del Gobierno y tal?

 

Éste incómodo momento con el Súper ocurrió cuando Fernando se encontraba parodiando cómo era el vídeo de presentación de Bea.

Así están las cosas en las redes:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios