Aída Nizar, multada por hacer una barbaridad en plena calle

Aída Nízar Delgado, nacida en su querida Valladolid, allá por 1975, es una tertuliana española, que saltó a los medios en el año 2003 con su participación en la quinta edición del reality show Gran Hermano.​ Desde sus comienzos, ha mantenido una presencia sostenida en televisión vinculada principalmente a la cadena Telecinco.

Se presentó a los castings de Gran Hermano 5 en el año 2003, y fue seleccionada para entrar al concurso. No tardó en convertirse en la concursante más polémica de la edición, y se convirtió en la primera expulsada.

Desde aquel momento, apareció en diversos programas de Telecinco como colaboradora y en varias entrevistas para diversas cadenas de televisión, radio y revistas.

Tras convertirse en colaboradora del conocido programa Crónicas Marcianas durante casi un año, comenzó una larga etapa como colaboradora en programas como A tu lado o TNT.

En enero de 2017, y a pesar de sus problemas legales con Telecinco,​ entró como concursante en Gran Hermano VIP 5 con posterioridad al comienzo de la edición, en un intento por parte de Mediaset y la productora Zeppelin de remontar las bajas audiencias en comparación a ediciones anteriores.

La apuesta les salió bien… más o menos. En febrero fue expulsada del concurso, llegando a ser trending topic en Twitter con más de diez mil menciones y elevando por primera vez las audiencias al 20,2% de cuota de pantalla en una maltrecha edición de Gran Hermano.

Posteriormente sería repescada por el público, para ser semanas después nuevamente expulsada con más del 65% de los votos.

Entre lo más comentado de la edición estuvo un intento de agresión en directo en el plató del reality del marido de Irma Soriano por la que tuvo que indemnizar a Aída.

En una “situación de intensa crispación”, según contempla la sentencia, Mariano Navarro cogió de los hombros a Aída Nízar y en estado de “gran excitación” se lanzó “a propinarle una fuerte bofetada con la mano abierta en la zona de la cara sin llegar a causarle lesiones de ningún tipo”.

Llevábamos algún tiempo sin tener noticias de ella, pero ha vuelto a lo grande: hace unos meses os contamos que la vallisoletana había puesto rumbo a Italia para comenzar una nueva etapa de su vida en la ciudad del Vaticano donde está involucrada en un proyecto con Mediaset.

Pero la bomba era que Aída, tras quejarse amargamente del caché que le ofrecían en los programas de televisión… entró a formar parte de Grande Fratello, la versión italiana del reality que la dio a conocer en nuestro país.

Una publicación compartida de LA MIA VITA L’ADORO ANCHE TU? (@aidanizaraida) el

A principios de mayo, Aída se convirtió en la última expulsada de forma oficial y abandonó la casa tras una estancia envuelta en polémico: llegó a ser víctima de un acoso con expulsión disciplinaria, y a pelearse con sus compañeros, protagonizando graves momentos de tensión.

Y meses después de su —por supuesto, polémico— paso por el concurso sigue dando guerra en Italia: la vallisoletana ha sido multada con 450 euros por bañarse en la mítica Fontana de Trevi, en Roma, una hazaña de la que ha dejado constancia en YouTube.

“Estoy en la Fontana de Trevi adorando mi vida, siempre he soñado con este momento”, comentó Aída desde el interior de la conocida fuente ante la atónita mirada de los turistas allí presentes… hasta que aparecieron las autoridades.

“Pero, ¿sabes quién soy? Yo trabajo en la televisión y esto es muy bonito. Usted sabe perfectamente que yo soy la mujer que ama su vida”, comentó la exconcursante a los carabinieri, que no daban crédito.

Las reacciones de los italianos a su ocurrencia no se han hecho esperar: “Vuelve a España”, “Qué maleducada, y encima se hace la víctima” o “Este comportamiento no es normal, debería verla un buen psicólog” son algunos de los comentarios al vídeo en el que aparece su “hazaña”.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios