Al “padre” de Nadia se le escapa esto y el juez sospecha de su paternidad

img_20161212_121103

El juez instructor del caso Nadia investigará la paternidad de la niña tras sus últimas declaraciones. 

Uno de los casos más repugnantes que hemos conocido en los últimos tiempos tiene de protagonista a Fernando Blanco, autor de una supuesta estafa de más de 150.000 euros aprovechándose de la enfermedad de su hija Nadia. La niña, de once años, padece tricotiodistrofia, una enfermedad de origen genético poco frecuente, por lo que se le considera una enfermedad de las denominadas raras. Las principales manifestaciones de la tricotiodistrofia consisten en anomalías en el pelo, retraso en el desarrollo físico y mental, ictiosis, signos de envejecimiento prematuro y fotosensibilidad en la piel.

El padre de la niña había montado un auténtico chiringuito alrededor de su terrible enfermedad, y en el registro efectuado en su casa se encontró abundante ropa de marca, aparatos de última tecnología y una colección de relojes valorada en más de 60.000 euros. Después de esto, todo hace indicar que el dinero que pedía este sinvergüenza para tratar a la niña en Estados Unidos terminaron en la planta de algún Corte Inglés. Una estafa que te revuelve el estómago.

Según informa Okdiario, el caso podría complicarse aún más con las últimas declaraciones del padre de la niña y con la aparición de una misteriosa carta que llegaba a la Guardia Civil, y donde se advertía de la posibilidad de que Nadia no fuera hija biológica del matrimonio de estafadores. En la misiva, que va dirigida “para el fiscal jefe de Lleida y las fuerzas seguridad del Estado encargadas del caso estafa niña Nadia”, se señala que todo era un negocio para estafar a la gente desde el principio, y que Nadia no es hija de Fernando Blanco.

Pero lo que ha terminado de poner la mosca detrás de la oreja al juez han sido unas palabras del padre mientras estaba siendo interrogado por el fiscal que se ocupa del caso. Después de ser preguntado varias veces por si era el padre biológico de Nadia, y de las mismas respuestas afirmativas por su parte, llegó a decir: “Como si fuera mi hija” cosa que nunca diría un padre. El comentario dejó muy sorprendidos a todos los presentes, y ha sido determinante para que el juez decida investigar la paternidad de la menor.

Comentarios