Alain desmonta la farsa de Miguel, “no eres calvo”

miguel-gh17

Miguel se queda al descubierto. Literalmente. 

Que la edición de este año de Gran Hermano aburre a las ovejas es un hecho. Que pierde audiencia en cada gala es otro. Y que Miguel se ha montado una película por la que podrían darle un Oscar de Hollywood es el tercero. El gallego ha decidido quitarse el peluquín -a un mes de que finalice el concurso- y raparse la cabeza, con el consiguiente drama, llanto, gritos de ‘Yo lo valgo’ y besos a su reflejo en un espejo, que, como poco, te hace sentir una vergüenza ajena de esconderse debajo de la cama y no salir en un mes. O dos. El gallego incluso quemó el postizo en el patio de la casa, en una especie de ritual purificador. “Para mí es romper muchas barreras. Necesitaba sentir el cambio” le aseguraba el concursante a sus compañeros después del circo de tres pistas que montó.

Pero no todos los habitantes de la casa de Guadalix de la Sierra han comprado la historia de Miguel. “Tienes entradas, pero tienes pelo. No es que no tengas nada. No estás ni calvo”. Le decía Alain, que se ha dado cuenta, como todos los espectadores, que Miguelito tiene más cuento que Calleja. Otros, en cambio, parece que sí confían en el gallego, y Rodri se ha rapado en solidaridad con él.

Comentarios