Alex, Rosa y Juán, las tres confesiones más duras de OT que no dejaron indiferente a nadie

img_20161031_112336

No todo fueron risas en la primera edición de Operación Triunfo. 

El reencuentro de los participantes de la primera edición de ‘Operación Triunfo’ no para de dejar titulares y confesiones inesperadas, y tres de ellas nos han llamado la atención por su especial dureza. Los protagonistas de estas historias son el catalán Alex Casademunt, la eurovisiva Rosa López y Juan Camus, a los que su entrada en la academia les cambió la vida por diferentes razones.

casademunt

Alex Casademunt abría su corazón y confesaba a sus compañeros que cuando entró en el concurso musical, su madre sufría una grave depresión. El paso del joven por ‘OT’ mejoró notablemente a su progenitora, que dejó la medicación cuando Alex salió de la academia. “Mi familia no era una familia muy unida y el programa nos unió mucho más, nos aporto mucha felicidad”.

rosa-lopez-imagina-mas_gallery_a

Otra que también desveló sus secretos más ocultos fue Rosa de España, y cuando sus compañeros comentaban sus relaciones sexuales dentro del programa, ella aseguraba que nada de nada. La granadina explicaba que cuando entró en la academia aún era virgen y no mantuvo relaciones sexuales hasta cumplidos los 20 años“Tenía las hormonas revolucionadas, deseaba chicos pero no me habían tocado, no me había rozado nadie”.

172180_540x320

Y el mayor del grupo, Juan Camus, fue el que más difícil lo tuvo para congeniar con sus compañeros, según contaba. La diferencia de edad, y el haber sufrido bullying en el colegio, no ayudó en la convivencia, y añadió que su paso por ‘Operación Triunfo’ le minó la autoestima y tuvo que hacer un gran esfuerzo para recuperarla.

Comentarios