Amaia Montero se une al club. Otro famoso que se destroza la cara con la cirugía y parece otra persona

La Oreja de Van Gogh —también conocido como LOVG o LODVG— es un grupo musical originario de San Sebastián. Su trayectoria en el mundo de la música comenzó formalmente en 1996, cuando Pablo Benegas, Álvaro Fuentes, Xabi San Martín, Haritz Garde y la vocalista Amaia Montero formaron la banda. Esta última abandonó el grupo en 2007 para iniciar su carrera de solista, y fue sustituida al año siguiente por Leire Martínez.

Hace cuatro años que Montero no sacaba nuevo disco de estudio. Además, se alejó bastante de la vida pública, especialmente después de una gira por España y Latinoamérica que organizó para presentar el disco “Si Dios quiere yo también”, que le mantuvo ocupada durante la mayor parte de 2014.

Ahora, la exvocalista de La Oreja de Van Gogh vuelve con un nuevo disco en solitario, “Nacidos para creer”, cuyo primer sencillo podrá escucharse a partir del 26 de enero. Pero la nueva aparición de la cantante ha causado estupor entre sus fan, y ha sido a su llegada a la alfombra de los Premios Cadena Dial 2018 con un vestido en color negro palabra de honor más largo por detrás que por delante. La verdad es que el atuendo le sentaba de maravilla pero su rostro llamó la atención de todos los que estaban allí presentes. Sin embargo, no fue en el photocall donde más se comentó esto, sino durante su actuación.

A la cantante se le veía una cara mucho más hinchada que de costumbre, algo que no tendría nada que ver con su peso, porque se mantiene en su línea de hace años. Además, se aprecia cómo tiene los ojos muy hundidos y, al sonreír, apenas se le ven.

Comentarios