Así se veían las frutas y verduras de la antigüedad, ¡no esperábamos eso de los plátanos!

Todos sabemos que las frutas y verduras que comemos hoy en día se parecen a sus antepasados, pero en algunas ocasiones son radicalmente diferentes. Poco a poco, la humanidad ha ido “perfeccionando” diferentes tipo de frutos de acuerdo a una variedad de criterios, entre los cuáles por supuesto se encuentra el sabor.

Por eso, es interesantísimo poder comprobar cómo eran antiguamente los plátanos, las berenjenas y otras delicias naturales, antes de los niveles de intervención humana que existen en la actualidad. En genial.guru han recopilado algunos ejemplos, y, la verdad, en algunos casos nos alegramos de vivir en el presente.

¡Juzgad vosotros mismos!

Sandía.

Como se ve en la imagen de Giovanni Stanchi —del siglo XVII—, la sandía se diferenciaba muchísimo de la que saboreamos hoy en día. Con ayuda del fitomejoramiento, los investigadores consiguieron deshacerse de las nervaduras no comestibles, las cuales anteriormente se encontraban en exceso. Bueno, y por supuesto el sabor también ha cambiado.

Plátano.

Los habitantes de Papúa, población ubicada en Nueva Guinea, y el sureste de Asia, se alimentaban con plátanos desde hace 10 mil años. Sin embargo, el cultivo de plátanos comenzó hace 7 mil. Antiguamente, el sabor y la forma estaban lejos del fruto que llevamos a nuestra mesa hoy en día. Los plátanos actuales son un híbrido entre el plátano malayo —Musa acuminata— y el plátano macho —Musa balbisiana—, con una mejora en el sabor y la apariencia exterior.

Berenjena.

Los primeros frutos fueron cultivados en China y no se veían del todo como ahora. Espinas, tamaño pequeño, todo tipo de color, desde amarillo hasta azul, esto era todo lo que se podía decir de las primeras berenjenas. Tomó mucho tiempo para que el vegetal tuviera la forma oblonga y poder deshacerse de las espinas, pero, por supuesto, se consiguió.

Melocotón.

Anteriormente los melocotones eran completamente diferentes. Eran más parecidos a una cereza que a un gran y jugoso fruto, al cual ahora llamamos durazno. Los primeros se comenzaron a consumir como alimento en China hace unos 4 mil años a.C. Desde ese entonces la fruta ha sufrido considerables cambios tanto en el sabor como en su forma exterior.

Pepino.

Los antepasados del pepino tenían espinas y casi por completo se componían de semillas. Pero lo más importante es que estas frutas eran venenosas: eran cultivados para fines medicinales. El pepino como alimento apareció en la India hace más de 6 mil años.

Aguacate.

El aguacate apareció en la civilización Azteca en el siglo 3 a.C. bajo el nombre de ahuacatl, el cual se traduce de la lengua nahualt como “testículo” —por su parecido con la glándula sexual masculina—. En primer lugar se utilizaba su hueso, que era triturado y mezclado con hollín para posteriormente ser utilizado como medicina. Precisamente este mismo hueso ocupaba casi el 80 por ciento de todo el cuerpo. Como podéis comprobar, no tiene ni punto de comparación con el aguacate actual.

Tomate.

En un principio los tomates se veían como bayas pequeñas y oscuras. La patria de los tomates es América del Sur, y en Europa por un largo tiempo se consideraban venenosos y fueron cultivados como plantas decorativas.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Comentarios