Cliente de un hotel decide poner a prueba al conserje con los caprichos más locos que se le ocurren… ya sabéis lo que dicen

La frase “el cliente siempre tiene la razón” originalmente fue acuñada en 1909 por Harry Gordon Selfridge, fundador de la tienda Selfridge en Londres, y se usa generalmente en los negocios para convencer a los clientes de que tendrán un buen servicio, y a los empleados a dar a los clientes un buen servicio.

Pero muchas veces no siempre se aplican el cuento —todavía recordamos el caso del chef de un hotel al que despidieron después de que confesara que hacía esto en la comida de los vegetarianos. Sin embargo, afortunadamente nuestro protagonista de hoy está hecho de otra pasta.

Juzgad vosotros mismos:

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios