Cristiano se queda tirado con su Lamborghini y este es el extraño motivo

El futbolista del Real Madrid se queda tirado con su Lamborghini en la mitad de una isleta del puerto de Navacerrada.

La escena es, cuanto menos, curiosa. Domingo por la tarde, conduces tu coche escuchando en la radio el ‘Carrusel Deportivo’ de regreso a casa y en una isleta del puerto de Navacerrada te encuentras un Lamborghini Aventador aparcado y a Cristiano Ronaldo, teléfono móvil en mano, llamando al servicio de carreteras. ¿Pero qué había pasado? ¿Una avería? ¿Un accidente?

El futbolista portugués viajaba junto a su novia, la modelo Georgina Rodríguez, cuando la lesión de muñeca que sufre, y que ya le hizo aparecer con el brazo vendado en el partido que enfrentó al Real Madrid con el Málaga el pasado sábado, le impidió continuar al volante. 

 

El intenso dolor que la estrella madridista sentía le hizo aparcar su lujoso vehículo en una rotonda del puerto de montaña, llamando a continuación a la grúa y a la ambulancia, que recogía a Cristiano y a su pareja cuarenta y cinco minutos después.

Comentarios