¡Cristina Castaño reaparece en Mirador de Montepinar!

La actriz Cristina Castaño publicó hace unos meses una imagen en la que se despedía de los seguidores de su personaje en La que se avecina.

 

Una foto publicada por C R I S T I N A C A S T A Ñ O (@cristinacastano_oficial) el

GRACIAS a todos y cada uno de los espectadores que cada día, por la calle, a la salida de Cabaret, o a través de mis redes sociales, me hacéis sentir especial regalándome vuestro cariño y conseguís que crea que mi trabajo vale la pena“, decía la actriz en su emocionante texto.

 

En los comentarios de la imagen, son muchos los fans que lamentaron su marcha. La actriz, que por entonces se encontraba inmersa en la producción teatral Cabaret, dió una entrevista a mujerho en la que explicó las razones de su abandono:

“Consideraba que ya llevaba siete años interpretando al personaje y que yo ya no tenía mucho más que aportarle. (…) Todo se ha debido a las ganas de interpretar a otros personajes y como una especie de sensación de pensar que si realmente no me iba de ahí, pues quizá no iban a aparecer esas otras oportunidades.”

Adelantamos a febrero de 2017: la protagonista de la primera historia de Proyecto Bullying sufre acoso a diario y ha optado por la invisibilidad, pasándose los recreos sola para evitar que se metan con ella. Sin embargo, sigue recibiendo todo tipo de insultos y humillaciones.

 

Soy el objeto de burla de la clase. Me intento acercar a la gente, pero no obtengo respuesta. Me hacen sentir inferior y no una más, como ellos. Quiero que esto pare ya de una vez“, explica ella.

 

En el programa, Jesús Vázquez le acompañó hasta el plató de su serie favorita… ¡La que se avecina! Y allí escuchó los consejos de los actores, y en especial, para sorpresa de los espectadores, los de Cristina Castaño, que fue su guía por el plató.

Proyecto Bullying, un programa que pensábamos que nunca llegaríamos a ver por sus numerosos problemas legales, no busca culpables y “solamente” pretende erradicar situaciones de abuso. En esta versión final del formato, se preserva la identidad de las personas y grupos afectados

—familia, amigos, compañeros y profesores— mediante el tratamiento de las imágenes, la distorsión del sonido y el uso de subtítulos cuando son necesarios.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios