Críticas a Pablo Motos por obligar a Pablo Alborán a confesar su secreto más vergonzoso en ‘El Hormiguero’

El programa El Hormiguero, de Antena 3, ha vuelto con una nueva temporada haciendo lo que mejor se le da: por supuesto, siguen contando con invitados que son un reclamo seguro para la audiencia. Sin embargo, la temporada comenzó con críticas después de que algunas de sus últimas invitadas pareciesen aburrirse en el plató. Y mientras la visita de Pedro Pascal, actor conocido por participar en Juego de Tronos o Narcos, parecía destinada a terminar con la mala racha, al final lo más comentado fue el ZASCA del actor a Pablo Motos por no saber inglés.

El pasado jueves 9 de noviembre se repitió la historia: pasó el actor y cantante Jared Leto por el programa, un hombre al que sus fans adoran como si fuera un mesías… pero la entrevista y el programa fueron pasando entre preguntas absurdas, y retos destinados a impresionar al invitado pero que cayeron en saco roto. Porque está claro que Leto tiene un carisma del que Motos podría haber sacado mucho más fruto, pero, una vez más, no fue así. Y aunque la reciente visita de Pablo Alborán fue algo mejor, tampoco se ha librado de las críticas.

El cantante acudía a El Hormiguero y no tenía ni idea de que acabaría confesando dos de los episodios más vergonzosos que le han pasado nunca encima de un escenario. Alborán acabaría cantando en directo “Prometo“, su nuevo éxito, descubriendo además que en  casa tiene a su “fan más crítica“: su sobrina, que tiene 12 años, y que no se muerde la lengua cuando tiene que decirle si hay un tema que no le gusta.

Pero el momentazo, como decíamos, llegó cuando Motos se empeñó en que Alborán revelara algunos de sus secretos más ocultos.

¿Es cierto que una vez no pudiste evitar tirarte un pedo en un concierto?“, le preguntó Motos, tan tranquilo. “No fui yo“, bromeó el cantante, pero luego tuvo que confesar.

¡Sabía que me iba a perseguir el resto de mi vida!“, dijo sin poder mirar a la cara a Motos. “En medio de un concierto se camufla más y le puedes echar la culpa al de al lado“, intentó explicar Alborán.

“Fue tan así, que no sé realmente si fui yo… ¿Podemos cambiar de tema?”

Pero no sabía lo que le esperaba… “Si quieres hablamos del día que saliste con la bragueta abierta…“, le replicó Motos, desafiante.

Cierto. Llevaba unos pantalones rojos y salí con la bragueta abierta“, confesó.

“Y de repente veo a mi manager que me hace gestos y yo seguía, hasta que por el pinganillo me dijeron que me subiera la bragueta.”

A estos dos vergonzosos percances sobre el escenario se le unió un tercero. Por lo visto, al llegar a los estudios se le había roto el pantalón, algo que afortunadamente pudo solucionar rápidamente el equipo de sastrería de El Hormiguero.

En las redes hubo división de opiniones: mientras unos adoraron la presencia de Alborán, otros reiteraron sus críticas a Motos.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios