Cuando alguien es capaz de decir esta aberración sobre la siesta, bloquéala de tu vida

Nadie es español hasta que le tocan la comida“, dijo un tuitero una vez. Y se ha demostrado en varias ocasiones. Todavía recordamos cuando Jamie Oliver, un famosísimo —y televisivo— cocinero británico, la lió parda en las redes sociales después de atreverse a ponerle chorizo a la paella.

Lo mejor, es que parece que sirvió de algo: queremos creer que ahora está más claro qué es una paella y qué es un “arroz con cosas. Y para darnos cuenta de que ni siquiera la selección española de fútbol ha unido tanto a los habitantes de este país como la defensa de nuestra gastronomía. Pero, ¿qué pasaría si intentaran tocarnos… —traga saliva—… la siesta?

Juzgad vosotros mismos:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios