Cuenta cómo descubrió que tuvo a alguien viviendo en su casa más de seis meses sin enterarse

Se trata de algo que todos hemos aprendido por las malas: tener mal compañero de piso puede amargarte la existencia. Por eso lo normal es que, cuando buscas uno, quieras asegurarte de que no vas a tener problemas de convivencia y de que hay un cierto nivel de afinidad.

Sin embargo, a veces las prisas te impiden tomar la decisión más acertada, y puedes acabar conviviendo con alguien que en otras circunstancias no hubiera superado tu listón. Pero lo más surrealista es lo que le ocurrió a la tuitera @Mariacastillo99: tuvo a una compañera de piso viviendo en su casa durante seis meses… ¡y no se enteró!

¡Atención al hilo, porque es oro puro!

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios