Dani Mateo enseña una foto de cuando era niño y sufría bullying por ser “el gordo” de la clase

Ahora lo peta en El Intermedio, con una sección en la que le saca los colores a los políticos y que se ha convertido en una de las principales atracciones del programa conducido por El Gran Wyoming. Dani Mateo vive un momento profesional muy dulce, pero no siempre ha sido así

maxresdefault

Y es que Mateo ha revelado que lo pasó muy mal cuando era niño, especialmente en una etapa en la que sufrió bullying por parte de sus compañeros de colegio. Lo ha contado en Zen, el suplemento de El Mundo, donde ha admitido que sus compañeros se reían de él porque era “gordo.

Pero todo tiene, a la larga, su lado positivo. Esto es lo que ha explicado en la revista:

“Gracias a ello uno aprende a aceptarse. Y descubres que nunca vas a gustar a todo el mundo. Por un lado tu abuela te dice que eres una maravilla y que comas más bocatas. Por otro, en el colegio te dicen: “Tú a la portería que la ocupas toda”.”

Es algo que sigue marcando a Mateo, que dice que “me he dado cuenta de que siempre me veo gordo. Algo curioso porque tiendo a la delgadez.

Este era su aspecto por entonces:

dani-mateo-fb

¿Qué es lo que impulsó a Dani Mateo a cambiar, a los 14 años? Pues si os metéis en la mente de un crío de esa edad, será fácil adivinarlo:

“Mentiría si dijese que fue por salud. Fue por imperativo sexual. A partir de los 14 los amoríos empezaban a hervir y te empezabas a cuidar. Comencé a desengancharme de las cenas de mi abuela (…) Me quité el pan, me ponía de guarnición verduras en lugar de más filetes. Perdí 10 kilos en seis meses.”

Y si no hubiera sido por aquella etapa de consciencia de sí mismo, quizás su sentido del humor no se hubiera desarrollado de la misma manera:

“El humor es una forma maravillosa de seducir, siempre que sepas parar a tiempo.”


¿Qué os parece a vosotros?
Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios