Deja sin palabras a Carlos Sobera en ‘First Dates’ al contarle que es “acróbata vaginal”… y explicarle los muchos beneficios para la salud

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos conocido a un padre que ha roto todos los esquemas del programa —y que ha sido aplaudido en las redes sociales—… o un pretendiente que fue al programa porque quería salir de la friendzone… y acabó haciéndole ESTO a su pretendienta.

Pero el programa sigue sorprendiendo… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Y gran parte del éxito se debe al equipo del programa, empezando por el presentador, Carlos Sobera, los ya míticos camareros… e incluso su voz en offpero también por supuesto a los pretendientes, que nunca dejarán de maravillarnos.

Por ejemplo, Carmen, una malagueña que sorprendió por su inusual talento: es “acróbata vaginal”, y el relato de sus habilidades dejó patidifuso al mismísimo Carlos Sobera. Esta bailarina de 38 años de edad de Marbella llegó al programa en busca del amor, pero lógicamente fue su profesión lo que más llamó la atención.

“Yo saco de la vagina 35 metros de pañuelos, collares, flores…y abro botellines. Las botellas de refresco y de cerveza de chapa, las abro. Pasan la botella a la gente para que vean que está cerrada y cuando llega a mí, pongo mis caritas para darle emoción, y la abro.”

Mientras, Carlos Sobera no podía contener la “risa floja. “Vas a ser una mujer muy difícil de satisfacer“, le soltó.

“Mucha gente se asusta, “¡qué grosería!”, ‘”¡qué barbaridad!”.. pero no, para nada, siempre es el estilo de una persona. Yo, por ejemplo, lo hago muy elegante, lo hago muy fino…”

Pero es que además detalló los muchos beneficios que tiene practicar, como ella hace, la acrobacia vaginal:

“Tiene muchos beneficios para la salud, para las pérdidas de orina, ahí estamos trabajando el suelo pélvico, trabajamos los músculos…”

Y después de las presentaciones llegó su pretendiente: se trató de Jesús, de 35 años, un fan de Cincuenta sombras de Grey al que le gustan los juegos eróticos de ataduras y vendas.

Fue una cita de lo más pintoresca, en la que Carmen mostró a Jesús algunas de sus habilidades con el fuego.

 

Sin embargo, no hubo “feeling“: curiosamente, a ella no le gustó que a él le diera igual que se dedicara a las acrobacias vaginales y al erotismo, ya que ella en realidad busca a un hombre al que sí le importe, y no le guste, su profesión. ¿Lo entendéis? Nosotros también.

Así lo vivieron en las redes:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios