Denuncia que le ha pasado esto a su bicicleta en Sevilla y las respuestas son para hacerse mirar en qué país vivimos

“Ocho años aparcando mi bicicleta en las calles de Berlín y ningún problema. Dos semanas aparcando mi bici en las calles de Sevilla y…”

Y le han robado la rueda delantera. El usuario de Twitter Enrique Colinet, @Baxayaun, se lamentaba en su perfil de esta red social de que en tan solo dos semanas yendo a trabajar a su nuevo estudio en Sevilla ya le habían robado parte de su medio de transporte, y algunas de las respuestas que recibía eran para echarse las manos a la cabeza.

No, no es normal que no puedas dejar la bicicleta atada en una farola y que cuando vuelvas esté a pedazos. Tampoco es normal decir que la culpa es suya por dejarla ahí a esas horas. Al final, el responsable de que le roben, según se lee en algunos replies al tuit, la va a tener él por ir provocando a los ladrones con la bici o por dejarla donde no debía. De locos.

Y tampoco es normal que lo veamos como una cosa que sucede y nos tenemos que fastidiar; como algo que pasa quieras o no quieras si no subes la bicicleta hasta la puerta de tu casa. A lo mejor los culpables son sólo los ladrones, sin ningún pero ni reproche a la víctima.

 

 

Comentarios