Después de lavar a un perro abandonado encuentra algo que le rompió el corazón

Si eres capaz de abandonar a tu perro eres una persona horrible. Un miserable, alguien sin sentimientos capaz de dormir por las noches sabiendo que un animal que lo hubiera dado todo por él se está muriendo de pena perdido y asustado. Eres lo peor de la sociedad.

Charlie es un perrito abandonado en Los Angeles que, por suerte, encontró a una familia que lo acogió. Pero no fue fácil, Charlie llegó al refugio con unas pintas que hacían muy difícil su adopción, y si en el plazo de una o dos semanas no encontraba una familia sería sacrificado.

Es por ello que los responsables del refugio decidieron someterlo a este sorprendente cambio de imagen a ver qué pasaba:

Y no salió bien, salió fenomenal. Charlie encontró una familia de acogida dos días después de esta sesión de ‘chapa y pintura’, y nosotros que nos alegramos por él.

 

Comentarios