El chico al que Justin Bieber agredió le mete este zasca al cantante…

img_20161125_140051

Habla el joven agredido por el cantante Justin Bieber 

El cantante Justin Bieber iniciaba la gira ‘Purpose World Tourel pasado martes en nuestro país partiéndole la cara a un seguidor. Así se las gasta el amigo Justin. En las imágenes, que han dado la vuelta al mundo, Bieber llegaba al Palau Sant Jordi de Barcelona por la entrada de artistas del estadio con la ventanilla bajada, cuando un fan metió las manos dentro del vehículo, tocando supuestamente el rostro del cantante, que respondió con un certero puñetazo que partía el labio del joven y le dejaba la cara ensangrentada.

dt-common-streams-streamserver

Kevin Ramírez es el pobre fan que recibió la “caricia” de su ídolo, y en una entrevista al portal Muy Fan de La Vanguardia ha asegurado que se siente decepcionado con el canadiense“Me quedé flipando, no sabía qué hacer. Todo el mundo me estaba grabando, cogiéndome del brazo mientras yo sangraba”. 

El joven se justifica en que el cantante “venía con la ventanilla bajada, sabía que estábamos ahí. Parecía que no le importaba que nos acercáramos” y que él sólo quería “verle de cerca y tocarle. Le acaricié el hombro y el cuello, nada más”.

Kevin tampoco se explica por qué su ídolo actuó así: “No lo sé, aunque ya estoy acostumbrado porque no es la primera vez. Está cansado de la fama, pero no entiendo entonces porque no subió la ventanilla”. 

img_lmonton_20161123-171445_imagenes_lv_otras_fuentes_kevin-011-kzrh-572x414muyfan-web

Y, aunque parezca mentira, además de recibir un buen puñetazo, Kevin tiene que soportar las críticas de las ‘beliebers’ (las fanáticas de Justin Bieber) en las redes sociales, que lo culpan por meter las manos donde no debía. De locos.Es difícil aguantar tantas críticas. La gente ha hablado de todo, pero quiero que los beliebers entiendan mi postura. ¿Y si hubiesen sido ellos, qué? Es muy fácil defender a un ídolo así porque sí”. 

Así paga el cariño de sus seguidores y las horas de colas para conseguir una entrada el bueno de Justino.

 

 

 

Comentarios