El comentario de este chico en ‘First Dates’ que cabrearía muchísimo a David Muñoz

El dating show de Cuatro sigue cosechando grandes audiencias y nuevos seguidores con cada programa que se emite.

El plató-restaurante más famoso de la parrilla televisiva fue testigo de la cita de Carla y Miguel, dos jóvenes deportistas que aman la vida sana y que prefieren comerse una buena ensalada antes que una grasienta hamburguesa con su quesito, sus pepinillos, su cebolla y su lechuga. Sí, casi tienen los mismos ingredientes, pero por desgracia, no es lo mismo.

La cita fue un éxito total, de hecho se volverán a encontrar sin cámaras presentes al darse una segunda oportunidad, pero lo que nos dejó con la boca abierta y el culo torcido fue cuando el joven confesó que a él la comida no le gustaba. Es más, también aseguró que le daba igual el sabor de los alimentos, y que sólo buscaba nutrirse. Pero muchacho, ¡si la comida y la bebida son dos de los mayores placeres de la vida!

En fin, como decía el torero “tiene que haber gente pa’ tó”, y Miguel terminó confesando que cuando está a dieta suele llevar su propio tupper al restaurante. Madre mía de mi vida, ¿y qué dijo su cita ante tamaño cuadro? Pues que no le importaba mucho: “Habría que ver hasta donde influye esa disciplina tan estricta pero mientras sea llevarse un táper a una cena no importa”.

Carla, no te importaría que Miguel apareciera con un tupper de arroz con pollo en un restaurante (tierra trágame) porque tiene un cuerpazo, que aquí nos conocemos todos. 

Comentarios