El dueño no encontraba a su gallina sedosa, así que se fue a investigar

¿Por qué empezamos a tener mascotas?

La pregunta tiene miga, y de hecho ha habido decenas de investigaciones científicas que han intentado demostrar los beneficios para la salud, tanto física como mental, de la presencia de animales en nuestras casas.

Giphy

Por lo visto, la cosa viene de lejos: nuestros antepasados de hace millones de años empezaron a domesticar lobos —aunque no está completamente claro el motivo—. Aunque no sabemos cuándo empezamos exactamente a hacerlo, una cosa está clara: en algún punto nos debimos dar cuenta de que aportaban algo realmente importante para nuestras vidas.

Siempre se ha pensado que tener una mascota es bueno para nuestra salud: no estamos hablando solamente de los beneficios psicológicos que aporta su compañía, sino que además se supone que su presencia aumenta nuestra esperanza de vida. Por ejemplo, las personas que no tienen un contacto de este tipo serían más vulnerables a enfermedades e infecciones.

Esta es Marshmallow, una gallina sedosa.

Esta ave descrita como “mentalmente simple y un poco torpe físicamente, incluso para ser una galli”, es una bola peluda y adorable conocida por su naturaleza amistosa que a los humanos nos parece encantandora… y muy, muy patosa.

El usuario de Imgur WyrmsWorks compartió un pedazo de su vida diaria con Marshmallow, describiendo algunas de las aventuras y situaciones en las que se mete a causa de su torpeza. “Sabía que si adquiría una gallina, sería una de las sedosas. Se las cría para ser poco capaces físicamente, así que se manejan fácilmente”, contó.

Por lo visto también son muy calmadas y confiadas, lo bastante para no mantener siquiera las capacidades normales de supervivencia. “Se las agarra fácilmente y no intentar huir a tiempo de los depredadores. Por eso no se las puede dejar solas, se acaban muriendo de un modo u otro, tienen necesidades especiales. Pero si las mantienes en un sitio seguro, son las mascotas perfectas”, dijo WyrmsWorks.

Aquí podéis ver la vida de Marshmallow, ¡a ver qué os parece!

Bored Panda

Un día no sabía dónde estaba, y tras pasar más de una hora, me comencé a preocupar. La encontré… en la papelera.

Bored Panda

¿Cómo te has metido ahí? ¿Y por qué?

Bored Panda

Es imposible que se haya podido meter sola, no puede saltar más de 20-25 centímetros en vertical —lo cual es patético— y la papelera mide más que eso

No tardé mucho en averiguarlo.

Bored Panda

Waffle, el macho, intentaba cortejarla. Ella aún no ha madurado, ni ha puesto su primer huevo, así que no quiso. Se subió a una pequeña plataforma para el gato que había junto a la papelera, pero Waffle aún la picoteaba. Así que saltó al borde de la papelera para librarse de él, pero como su equilibrio es penoso, se cayó dentro. Aunque no le importó, ya que la papelera era segura y cómoda, y ahí Waffle no llegaba, así que se quedó ahí contenta, la muy tonta.

Otro día, en el jardín, vi a Marshmallow dándose un baño de polvo en la tierra húmeda.

Bored Panda

Normalmente lo hace en tierra seca, que no se le pega tanto a las plumas. Se divertía, pero mi gallina blanca se estaba poniendo perdidas las plumas.

Estaba muy contenta consigo misma, pero no, toca una ducha.

Bored Panda

“¿Qué?”

Bored Panda

Minutos más tarde, teníamos una gallina mojada, confusa y ligeramente infeliz.

Bored Panda

Es fácil olvidar que bajo su plumaje esponjoso solo hay un ave pequeña y normal.

Bored Panda

Se encoge para conservar el calor. Le gusta el baño porque es seguro y calentito, pero estar luego húmeda y fría es lo peor.

Bored Panda

Waffle flirteando con ella, para variar.

Bored Panda

Hay que impresionar a la chica, le da igual que no esté interesada. Y hoy ni siquiera es un buen día, está mojada.

Tras darle con el secador, vuelve a ser blanquita y esponjosa…

Bored Panda

…pero no por mucho tiempo. Unos días después vuelve a estar mugrienta. Pero le da igual, es una gallina.

Bored Panda

A la gente le encantó…

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Comentarios