El hijo adolescente de Luke Perry de “Sensación de vivir” lo peta con su pelazo, su físico y su peculiar trabajo

Luke Perry será para siempre Dylan McKay, el joven rebelde de familia desestructurada que tenía problemas con el juego y con el alcohol en ‘Beverly Hills 90210: Sensación de Vivir’, serie que forraba las carpetas de las adolescentes y que fue uno de los pelotazos de los años 90.

Dylan era un niño rico sin rumbo que vivía de fiesta en fiesta, hasta que conocía a la familia Walsh, que le acogían como un hijo más –eran buena gente– y le enseñaban que la familia era más importante que las juergas y los botellones con los colegas. Gracias a Brandon y Brenda, con la que tuvo un romance y a la que luego cambió por su mejor amiga, Kelly, el muchacho encontró el buen camino y desde entonces se dedicó a ayudar a sus amigos, a surfear y a vivir de la herencia de su padre. Pero doblar el lomo, poquito. 

Y ahora hemos conocido al hijo de Luke Perry, que nos ha dejado con la boca abierta por su peculiar trabajo. Jack Perry, o ‘Jungle Boy’ como es conocido el joven de 19 años, es toda una promesa de la ‘WWE’, o como la conocemos en España, el ‘Pressing Catch’. Dylan estaría orgulloso.

Comentarios