El nuevo ‘Ecce Homo’, taladran una muralla del siglo X… ¡para colocar esto!

Las murallas del recinto de la Alcazaba son, probablemente, el monumento más famoso de Almería. El conjunto al que pertenecen fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931. Pero a pesar de ser un tesoro de esta ciudad andaluza, el Ayuntamiento y la Junta no han sabido protegerlo: sus piedras han sido taladradas para colocar los andamios en los que se van a colocar unos focos de luz para un evento cultural.

Alcazaba_de_Almería

En concreto, las murallas dañadas son las del tercer recinto de la Alcazaba. Según informa el diario local Noticias de Almería, esta zona ha resultado especialmente dañada, ya que su construcción data del año 955. Hasta este momento, se consideraba a estas murallas como la parte mejor conservada de esta construcción defensiva.

La Junta de Andalucía está investigando lo ocurrido, y ha admitido la gravedad de los hechos. Al parecer los encargados de montar el espectáculo actuaron por su cuenta, sin consultar a ningún funcionario del departamento de cultura ni a ningún técnico de conservación o del equipo de patrimonio.

El daño causado asciende a 15 agujeros en las paredes del Patio de Armas, junto a la Torre de la Pólvora para fijar la instalación de focos de un espectáculo relacionado con El Festival del Siglo de Oro.

14665338029252

La ley protege de manera especial al monumento, ya que está catalogado como Bien de Interés Cultural. Cualquier obra que se realice en ella o en algún lugar cercano debe ser aprobada por la Junta de Andalucía, que debe supervisar los planes a través de un arqueólogo o técnico contratado. El problema, según el periodista Miguel Cabrera, es que en la actualidad no hay ningún funcionario contratado que cumpla esta función. Hace meses que la Junta de Andalucía decidió eliminar la plaza de arqueólogo que antiguamente existía precisamente para evitar este tipo de sucesos.

No es la primera vez que ocurre un hecho similar en España. En 2015 se estuvo a punto de construir una pista de pádel efímera sobre el Anfiteatro Romano de Mérida, con motivo del torneo World Padel Tour que se celebró en Extremadura. La movilización social evitó que se produjera este atropello urbanístico sobre una obra que es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Fuente.

Vía Elegí mal día.

Comentarios