El polémico detalle de Laura Matamoros con su hijo una semana después de nacer

“Bienvenido, Matías”, escribió Laura Matamoros en Instagram acompañado de una foto de la manita de su recién nacido que vino al mundo el pasado 2 de mayo.

Una publicación compartida de Laura Matamoros (@_lmflores) el

La influencer no mostró más fotos del niño en las redes sociales… y por fin sabemos por qué —aunque muchos ya se lo imaginaban—.

La idea era blindar la exclusiva que negoció con la revista Lecturas, que esta semana dedica seis páginas a la madre con su retoño. Igual que hizo Terelu Campos con su hija Alejandra Rubio en ¡Hola!, o Courtney Cox en People con su adolescente Coco.

Una publicación compartida de Laura Matamoros (@_lmflores) el

Está claro que tener un hijo es siempre sinónimo de alegría y ganas de dar a conocer a los cuatro vientos la noticia, pero tanto Laura como su pareja, Benji Aparicio, decidieron presentarle en sociedad por medio de Lecturas.

Como decíamos, cada vez es más habitual que las celebridades aprovechen este tipo de eventos para vender la exclusiva y ceder la difusión de las primeras imágenes del recién nacido, de manera que puedan obtener unos beneficios extras que permitan compensar los gastos que están por llegar.

“Mi hijo ha traído paz a la familia”, confesó Laura en la entrevista que acompaña a las fotografías, visiblemente emocionada por la bienvenida que ha podido dar a su pequeño. Lo mejor de todo es que la felicidad ha sido tal, que incluso ha servido para reducir las diferencias existentes entre Makoke, la novia de su padre, y ella.

“El niño ha traído la tranquilidad, sentimientos bonitos para todos. Ha unido lo que estaba deslavazado”, reconoció Laura, que confirmó el acercamiento entre ella y Makoke. “Fue normal, tranquilo. Hemos llegado a un punto en el que tenemos que ver las cosas con naturalidad”, admitió.

Una publicación compartida de Laura Matamoros (@_lmflores) el

Sin embargo, a pesar de haber compartido habitación, no parece que la relación entre ambas vaya a dar un giro de 180 grados. “No hemos hablado, creo que no hace falta. Nos une mi padre y queremos lo mejor para él”, indicó.

Laura Matamoros explicó que su madre, Marian Flores, “estaba conmigo” tras el nacimiento de su hijo, pero no pudo comunicarse con su padre hasta después.

“Estaba celebrando el pase a la final de Champions del Real Madrid. Le di otro motivo de celebración. Estaba histérico”, admitió.

Sin embargo, al día siguiente de nacer el pequeño Matías, Kiko Matamoros “vino a verme al hospital y estaba muy pendiente”.

Sobre los primeros días con el bebé, aseguró que “es tan bueno, tan guapo y tan adorable, que se me cae la baba”.

“Quiero tenerlo todo el tiempo en mis brazos”, reconoció, afirmando que “hasta cuando llora le miro y digo: ¡Ay, que monada, por favor, cómo te quiero!”.

Comentarios