El ridículo espantoso de Rappel —’Gran Hermano VIP’—, por partida doble, en su paso por ‘First Dates’ acompañando a su hija

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos conocido a un hombre que salió del armario después de 45 años de convivir con su mujer… o lo nunca visto hasta ahora: un pretendiente que le propuso un montaje a su cita para que First Dates les regalara un viaje.

Pero el programa sigue sorprendiendo… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Y gran parte del éxito se debe al equipo del programa, empezando por el presentador, Carlos Sobera, los ya míticos camareros… e incluso su voz en offpero también por supuesto a los pretendientes, que nunca dejarán de maravillarnos.

Es el caso de Dani, a quien sin comerlo ni beberlo le tocó como cita a Tatiana, la hija de Rappel a la que conocimos como fiel defensora de su padre en Gran Hermano VIP.

Aunque la joven no mencionó a su progenitor durante su cena con Dani, el vidente no quiso perder la oportunidad de tener algo de protagonismo y esperó en el baño a la pareja de su hija para conocer sus impresionespero no tardaría en arrepentirse.

Y es que, como le pasó a Nuria Fergó cuando pasó también por First Dates, Rappel sufrió la humillación de no ser reconocido por Dani.

Pensaba que era un señor que también estaba en una cita“, dijo posteriormente el joven. Algo se olía, sin embargo, ya que llamó por teléfono a un amigo a quien confesó que “estoy aquí con un señor que me suena pero no quiero meter la pata, por suerte esta vez no“.

Lo peor es que al regresar a la mesa, le explicó a Tatiana que “había un tío que me sonaba de algo, algún famosete de estos, iba con una americana muy hortera“, palabras que afortunadamente la hija del vidente se tomó con humor.

Sin embargo, mientras hablaba con su amigo, Dani también confesó lo siguiente:

“La chica es súper maja, físicamente no me gusta mucho pero si la cosa sigue así, una segunda cita para tomar cañas siempre puede ser.”

Posteriormente, Carlos Sobera apareció con Rappel para aclarar lo ocurrido, y les aconsejó que se dieran la oportunidad de conocerse. Y Dani hizo caso del consejo —a pesar de lo que había dicho anteriormente, ahora aseguró que repetiría porque “tengo ganas de que me haga una lasaña. Y ella estuvo de acuerdo.

En las redes lo vivieron así:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios