Ella dejó su trabajo en Subway después de que su jefe le dijera esto




subway

Es bueno que estas cosas salgan a la luz. Esta es la historia que ha contado Savannah Baker sobre cómo dejó de trabajar en la cadena de comida rápida Subway, compartida en la propia página de Facebook del negocio para que la gente pudiera tener en cuenta cómo es la cultura dentro de la empresa —o para que la propia empresa pueda hacerse cargo de las “manzanas podridas, si es que no está de acuerdo con el comportamiento del jefe que le tocó a Baker…

La historia de esta chica ciertamente nos transmite rabia e impotencia. Y es que después de que ella tuviera un gesto muy humano con una persona que lo necesitaba, su jefe decidió amonestarla. Ante esta hostilidad, ella no lo dudó y renunció. Este es su relato:

Yo trabajaba en Subway hace algunos meses pero renuncié. Lo que me hizo renunciar fue que un día una persona sin hogar fue al local por un sándwich. Él preguntó si el sándwich costaba más de 10 dólares. Uno de mis colegas le dijo que no y él siguió en la fila. Cuando llegó a la caja registradora a pagar, se puso a buscar frenéticamente su dinero y con mucha vergüenza se dio cuenta que no podría hacerlo, entonces comenzó a irse. Pero yo lo llamé y le dije que yo se lo pagaría. Usé mi tarjeta de crédito y pagué por toda su comida sin ningún descuento. Él me agradeció una y otra vez. Después la persona que seguía en la fila me felicitó por lo que había hecho. Cuando todos se habían ido, yo estaba en la parte de atrás del local limpiando y mi jefe comenzó a gritarme diciendo que si alguien no podía pagar por su comida yo debía decirle que se fuera. Yo le dije que no iba a dejar que una persona muriera de hambre. Hacían 46 grados afuera. Probablemente este señor estaba exhausto, deshidratado y muy hambriento. Estaba muy desconcertada por el hecho de que tuve un problema por ayudar a una persona que lo necesitaba. Constantemente me decían los dueños y los supervisores de la compañía que este era un negocio que hacía feliz a la gente. Pero supongo que las personas sin hogar no son gente. Así que renuncié una semana después.


¿Qué opinas sobre su reacción? ¿O la de su jefe?
Contádnoslo en los comentarios.

Comentarios