En una ciudad australiana se les ha ocurrido una forma genial de detener la contaminación

Uno de los mayores que enfrentamos actualmente son los plásticos y la basura flotante en las fuentes de agua. Se trata de algo que no solo es perjudicial para los humanos, sino también para la fauna. Afortunadamente, a veces surgen soluciones sencillas y efectivas para atajar estos problemas.

Este año todo el mundo ha escuchado el nombre de la ciudad australiana de Kwinana. Y es por la mejor razón posible: han tenido una idea, aparentemente simple, que ha terminado dando la vuelta al mundo. En Marzo de 2018, Kwinana instaló dos redes en los desagües de la Reserva Henley.

https://www.facebook.com/cityofkwinana/

Estas redes de desagüe, o “trampas de basura”, cumplen con el objetivo de reducir la descarga de desperdicios procedentes de los sistemas de alcantarillado. Están diseñadas para prevenir que los desperdicios sólidos, llevados por el agua de las tormentas, fluyan hacia las reservas naturales. Las trampas de basura se colocaron en dos salidas de cañerías de desagüe, localizadas entre áreas residenciales y naturales.

Las redes, incluyendo su fabricación, instalación y mano de obra, costaron a la ciudad unos 20.000 dólares.

https://www.facebook.com/cityofkwinana/

Sin embargo, demostraron ser muy rentables, ya que la labor manual —los trabajadores que solían recoger la basura a mano— se redujo al mínimo. Las trampas se instalan de forma relativamente simple, y cuando se llenan son recogidas con una grúa.

Tras su instalación en Marzo, en un periodo de 4 meses, las redes atraparon unos 370 kilos de basura.

http://stormwatersystems.com/stormx-netting-trash-trap/

La basura recolectada fue llevada a unas instalaciones para ser separadas; los desechos orgánicos se convirtieron en abono, y se clasificaron los elementos reciclables y los que no. Los vecinos de la ciudad están contentos de que el proyecto haya tenido tanto éxito, y la fauna local también se ha beneficiado. Ahora mismo, ya no solo viven en una zona más limpia, sino que las trampas no son ningún peligro para los animales. Ninguno ha quedado atrapado en las redes hasta la fecha.

La alcaldesa Carol Adams dice que los vecinos siempre se han preocupado por las iniciativas medioambientales.

https://oldcastleprecast.com/oldcastle_product/net-tech-gross-pollutant-trap/141591/

“Sabemos que la comunidad de Kwinana se interesa mucho por las iniciativas medioambientales y lucha por acciones con un impacto medioambiental positivo, si no fuera por las redes, tendríamos 370 kilos de basura en nuestra reserva”, dijo Adams.

Después de que las autoridades de la ciudad publicaran sobre el proyecto en las redes sociales, se volvió viral en menos de 48 horas.

http://stormwatersystems.com/stormx-netting-trash-trap/

“El éxito de la publicación, con 105.000 likes, y siendo compartido 27.000 veces, sirve para mostrar lo importante que es para que los gobiernos de todos los niveles empezar a centrarse en iniciativas medioambientales como esta, y darse cuenta de que las pequeñas acciones pueden tener un gran impacto”, dijo la alcaldesa.

La ciudad de Kwinana planea instalar dos redes adicionales en el año 2019, y han decidido que es la forma más eficiente y rentable de mantener limpia el agua. Imaginad: si recogieron 370 kilos de basura en solo 4 meses, ¿cuánto podrían recoger en un año o dos? Esperemos que otros sitios sigan el ejemplo de Kwinana e instalen redes también.

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios