“Es una locura”: El plato más asqueroso de la historia de Maser Chef combina dos ingredientes imposibles

De toda la vida, los experimentos se han hecho en casa y con gaseosa, pero con la invasión de los programas de cocina –más no, por favor, tened piedad– los concursantes no paran de inventar platos, que en su mayoría no se comería ni una cabra después de cinco días de ayuno. Todos quieren ser Ferran Adrià, y claro, no puede ser.

La última en sumarse a la lista de improvisar platos que te provocan arcadas fue la concursante de Masterchef, Silene, que en la prueba de la caja misteriosa, en la que los concursantes cocinan con los ingredientes que les toca, se atrevió a prepara una ensalada templada con unas aceitunas rellenas de chocolate. Sí, aceitunas rellenas de chocolate.

El invento de la aspirante fue uno de los peores valorados en la historia del programa culinario, que ya tiene mucho mérito. Después de probar el “delicioso” plato, Jordi Cruz no encontraba las palabras para describir lo que sentía su paladar: “Cuando comes esa aceituna marinada en vermut blanco y rellena con chocolate lo que me dice mi cerebro es: ‘Jordi, te has envenenado. Tienes tres segundos de vida, morirás entre terribles sufrimientos. Uno, dos, tres… ¡muerto! Cadáver. Más amargo, más malo, no puede estar. Es un trabajo terrorífico”

Otra de los miembros del jurado que tampoco se quedó corta en “piropos” para las aceitunas rellenas de chocolate fue Samantha Vallejo-Nágera:  “El conjunto de sabores es una locura. Es como una especie de festival del asco”. 

Comentarios