Escándalo en Inglaterra por un vídeo de Meghan Markle en topless grabado por ella misma

Desde el primer momento, la tan esperada boda del año ha cumplido con todas las expectativas. El enlace matrimonial entre el príncipe Harry y Meghan Markle estuvo lleno de momentos muy especiales.

Desde la llegada de la novia, hasta el romántico beso de los duques de Sussex, todo precioso… pero un detalle del que no se había hablado ha terminado siendo uno de los más comentados de la jornada.

Una de las imágenes más emotivas fue la del asiento vacío, reservado para la princesa Diana. El lugar era el más cercano al altar, junto al duque de Cambridge, por supuesto en la primera fila.

Otro acontecimiento relacionado con el enlace que se ha viralizado en los días posteriores ha sido la noticia de que, en menos de 24 horas después de la celebración, las bolsitas que obsequiaron a los invitados ya estaban en venta en eBay como recuerdo histórico.

Pero en las últimas horas se ha vuelto a hablar mucho sobre la duquesa de Sussex por la filtración de vídeo en el que aparece en topless.

A pesar a que Markle ya ha sido vista con poca ropa después de su paso por la serie de televisión Suits, en la que protagonizó alguna que otra escena de cama, estas nuevas imágenes han llamado la atención por su historia.

Y es que las fotografías, para más inri, parece ser que fueron grabadas por la propia Markle en su teléfono móvil. Por eso, se está investigando quién ha podido acceder al aparato y difundir el polémico contenido.

Las imágenes han sido extraídas de un vídeo que ha empezado a circular por Instagram, pero que originalmente fue publicado en Youtube, aunque la empresa ya se ha encargado de eliminarlo ya que incumple su normativa.

Es probable que el asunto acabe en los tribunales, como ya ocurrió con unas imágenes de la Duquesa de Cambridge en topless. El encargado de sacar a la luz las imágenes, entonces, fue el semanario francés Closer. Posteriormente, fueron a los tribunales y acabaron pagando 190.000 euros —una cifra muy inferior a la que se pedía en un inicio, dos millones de euros—.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios