Esta chica de 13 años era la más bonita de su clase, 5 años después revela la oscura verdad

Margherita Barbieri es una joven de 18 años. Hace unos años, no era tan feliz como ahora, esta es su historia:

Cuando era pequeña, Margarita siempre soñó con convertirse en bailarina profesional de ballet. Ella tenía talento, era muy guapa y tenía muchos amigos.

Instagram/margibarbieri

“Mi profesora de baile era muy estricta.  Ella reconoció su talento precoz.  Sin embargo la criticaba, para ella la chica tenía demasiado volumen para estar en el escenario. Especialmente sus muslos decían que eran demasiado gruesos”, afirmó.

La bailarina aspirante estaba deprimida por las críticas de su maestra así que empezó a hacer una estricta dieta para perder peso.

Instagram/margibarbieri

A veces no comía durante varios días. Bebía nada más que agua. “Mi peso entonces estaba perfectamente bien. Pero yo era demasiado joven para darme cuenta de eso. Yo quería una sola cosa: ¡ser bailarina! Así que empecé a dejar de comer. Sólo comía un poco para entrenar. Odiaba mi cuerpo. Un cuerpo en el que antes estaba muy orgullosa. “ Dice Margarita.

La dieta radical tuvo graves consecuencias. Mi peso se redujo de 55 kilos a 25 aterradores kilos. Margarita era anoréxica.

Instagram/margibarbieri

Durante años, la joven luchó con su anorexia. Y, finalmente, logró escapar del círculo vicioso letal. Se las arregló para comer de nuevo, se encontró con una nueva energía. Su confianza en sí misma regresó.

Instagram/margibarbieri

Al comienzo de la rehabilitación Margherita hizo una lista. Ella escribió más de 200 alimentos en calorías, los que le daban miedo. Entre ellos, por ejemplo, Mantequilla y el chocolate. pero a poco también introdujeron estos alimentos nuevamente dentro de su plan de dieta.  Ahora pesa 55 kilos de nuevo.

Instagram/margibarbieri

Su carrera de ballet casi le destroza la vida. En cambio, ahora persigue otra pasión.  Su objetivo: bailarina musical. Una industria en la que el peso juega un papel secundario. Pero la habilidad cuenta. La historia de Margherita se ha hecho pública y parte también por las fotos de antes y después en su Instagram.

“La anorexia es una enfermedad de gran alcance. Pero no hay que dejar que determine nuestras vidas. Y menos hacer caso a alguien que nos dije que estamos demasiado gordos como para que nos vean en el escenario.   Estoy muy feliz de haber vuelto a aprender de nuevo el amor por mi cuerpo. “ Dice Margarita.

Instagram/margibarbieri

Margherita ha sido muy valiente contando su historia públicamente y esperamos que así pueda a ayudar a más personas que están sufriendo lo mismo que sufrió ella.

Fuente

Comentarios