Esta mamá buscó su casa por Google Maps y lo que vio en la foto es escalofriante

El avance de la tecnología ha traído consigo muchas mejoras en nuestro día a día.  Pero en cuanto a la privacidad parece que cada segundo desaparece. Hoy existen cámaras que nos graban en todas partes y más aún con la masificación de los drones.

Esto le ocurrió a Laura Haslam, una madre de dos hijas de 3 y 4 años, quién no pudo creer lo que vio cuando entró a Google Street View.

pri_39867230

dilymail

La situación que preocupa a esta madre de 27 años es que cuando entró a ver su casa en internet se encontró que aparecían sus dos hijas sin ropa en imágenes del famoso servicio de Google.

pri_39867233

google maps

A pesar de que las imágenes están editadas por la reconocida empresa aplicando un desenfoque, la madre asegura que “antes se podía ver sus cuerpos” en una entrevista para metro.co.uk.

“Es un poco escalofriante porque no sé cuántas personas las han visto. No sé cuánto tiempo ha estado ahí, pero parece que fue tomada el último verano.

Hacía mucho calor ese día así que coloqué la piscina delante de la casa porque allí estaba el sol, pero claramente no lo volveré a hacer“.

-Laura Haslam

pri_39867113

google maps

Haslam, quien fue avisada por un vecino sobre las imágenes de sus hijas, alertó a la policía y se puso en contacto con Google, quienes solo después de este alegato desenfocaron más las imágenes y ahora ya no se pueden ver sus cuerpos.

“No pude creer que un vecino tocara mi puerta para decirme “tienes que ver Google Maps para ver como aparecen tus hijas en internet”

-Laura Haslam

device-car

google

Google, por su parte, se pronunció sobre el tema y aseguró que “se toman un número de pasos para proteger la privacidad de los individuos cuando las imágenes son publicadas en Street View“.
“Nosotros automáticamente desenfocamos la información como caras, matrículas de vehículos y en este caso, a pesar de que las caras ya se encontraban desenfocadas, aplicamos más desenfoque porque la imagen lo requería“.

-Google

Si de algo estamos seguros es que incidentes de esta naturaleza, queramos o no, volverán a ocurrir. Son innumerables los dispositivos que cada día, desde que nos levantamos, nos están constantemente grabando y monitorizando. ¿Lo peor? es que no podemos hacer nada contra ello. Solo acostumbrarnos.

Fuente

Comentarios