Estas latas de CocaCola de toda la vida dejarán de venderse en España ¿sabes quién tiene la culpa?

De algún lado tiene que salir el dinero, y todavía (ojalá) no crece en los árboles. El Consejo de Ministros aprobó a finales del pasado año una subida de impuestos especiales que afectan, entre otras, a las bebidas azucaradas por considerarlas “externalidades negativas”, o actividades perjudiciales para el medio ambiente y la salud. Resumiendo, que con la excusa de que las bebidas azucaradas producen obesidad y diabetes les meten un tremendo impuesto para recaudar más. Una pena que no sean igual de duros con los políticos imputados por corrupción. 

Después de mucho pelear con el Gobierno español, Coca Cola recurrirá a la producción de botellas y latas más pequeñas para no perder dinero con el gravamen a su producto. ¿Qué significa esto? Pues que las latas y botellas de toda la vida verán reducido su tamaño, pero intuimos que su precio seguirá siendo el mismo, o lo bajarán muy poco. Menos cantidad de producto en recipientes más pequeños y con el mismo precio para poder pagar los impuestos y no perder ni un euro de beneficios. Jugada maestra que siempre pagan los mismos: los consumidores.

Otro que se verán afectados por las decisiones de la multinacional son los restaurantes de comida rápida, ya que el popular llenado sin límites de refresco también está a punto de desaparecer. Habrá que beber mucha agua antes de que Montoro se invente otro impuesto. 

 

Comentarios