Este actor de cine para adultos gay reaparece en ‘First Dates’ buscando “una novia seria”

En First Dates últimamente no dejan de superarse: en las últimas semanas hemos conocido a un padre que ha roto todos los esquemas del programa —y que ha sido aplaudido en las redes sociales—… o un pretendiente que fue al programa porque quería salir de la friendzone… y acabó haciéndole ESTO a su pretendienta.

Pero el programa sigue sorprendiendo… lo normal cuando se trata de un programa con esa audiencia y con ese seguimiento en las redes sociales. Y gran parte del éxito se debe al equipo del programa, empezando por el presentador, Carlos Sobera, los ya míticos camareros… e incluso su voz en offpero también por supuesto a los pretendientes, que nunca dejarán de sorprendernos.

Y es que en este caso quien aparecía por el plató-restaurante era una cara conocida: ni más ni menos que Antonio Aguilera, conocido por ser ex de Falete y actor porno gay, que iba a First Dates a buscar “una novia seria“. Antonio buscaba a alguien que no se fijara en su físico, y que indagara en su personalidad:

“Me cuesta mucho encontrar el amor porque siempre se fijan en el físico, y quiero que conozcan mi interior.”

Por lo que parece, ha dejado el cine para adultos y está enfocando su carrera al mundo de la música, pero lamenta que las mujeres le usen “como un pañuelo. Él se considera  “humilde, familiar, fiel y que quiere tener hijosy busca una mujer “culta, con iniciativa, con don de palabra, y que, físicamente, tenga curvas.

El programa le presentó a Diana, de Orense, pero desgraciadamente para las pretensiones de Antonio ella ya le rechazó al ver su físico. Y es que la descripción del prototipo de la gallega no tenía demasiado que ver con Antonio: ella buscaba a alguien “alto, con flequillo, con pelo, con barba. Vamos, otra cosa. Esta claro que, a veces, los encargados del casting de First Dates son un poco trollazos.

Después de esa primera impresión, la cita no levantó cabeza. Ella se mostró fría con él, que acabó afirmando que le gustan “las chicas con salero. Que tengan más la iniciativa. Físicamente, está bien, pero no es lo que busco. Y al final de la cena la opinión de Diana no varió demasiado del principio de la cita:

“Me cae bien, pero su físico no me gusta.”

Sólo les ha faltado despedirse con un “hasta luego Maricarmen“.

Así lo vivieron en las redes:

 

Por cierto, que con la edad de Diana también hubo cachondeo:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, estos dos comensales boquiabiertos a los espectadores de First Dates al reflejar la incultura que todavía existe en este país.

Comentarios