Este perro no dejaba el vientre de su embarazada dueña. Entonces ella ve algo terrible y va de inmediato al hospital.

Aunque los nuevos padres que son dueños de mascotas esperan que sus “bebés” de cuatro patas se lleven bien con sus recién nacidos, a veces pueden mostrarse celosos y molestos por el hecho de que alguien ha robado su centro de atención.

Perro en el vientre de su embarazada

Mercury Press and Media Ltd

Alhanna de Butler de 21 años y su marido Ricky, de 25 años, no podían soportar separarse de su querida perrita que, como curiosidad, fue la primera en darse cuenta de que Alhanna esperaba un bebé. “Hicimos una prueba tras otra, pero sin suerte. Seguía apareciendo negativo“, dijo Alhanna.

“Un día había desechado una prueba negativa y nos fuimos de compras. Cuando volvimos, Keola había estado buscando por la basura y había conseguido la prueba de embarazo que había tirado. Ella nunca había tocado los contenedores antes, así que era muy extraño. Keola se sentó con ella frente a mí como si estuviera tratando de decirnos algo“.

“Cogí la prueba de embarazo y vi una segunda línea débil. No lo podía creer. Se la mostré a Ricky enseguida y dijo que Keola estaba tratando de decirnos que estaba embarazada, pero la línea era demasiado débil y tal vez era sólo una coincidencia, así que la hice de nuevo “, dijo Alhanna. Pero Keola estaba en lo cierto, estaba embarazada de dos semanas.

Perro mirada tierna

Mercury Press and Media Ltd

“Los dos estábamos en la luna y nos dimos cuenta de que Keola era realmente una perra especial que podría detectar cosas que nosotros no podíamos“. 16 semanas más tarde, Alhanna fue al hospital quejándose de un dolor intenso y síntomas de estar enferma, pero los médicos no vieron nada.

Sin embargo Keola sintió que algo estaba mal y trató desesperadamente de decírselo a ellos.

“En realidad, nadie entendía lo mal que estaba – pero Keola sí. Ella me empujaba y parecía que trataba como de llorar y no sabía por qué había comenzado repentinamente a hacer eso. Ricky dijo que estaba angustiada siempre que se iba a trabajar, cuando nunca le había importado antes “, dijo Alhanna.

Embarazada

Mercury Press and Media Ltd

Alhanna finalmente decidió escuchar a Keola y fue de nuevo al hospital. Cuando llegó se derrumbó y casi muere a causa de un fallo de resistencia a los antibióticos y una doble infección renal.

Los médicos lograron salvar a Alhanna y a su hijo, pero le dijeron que si ella hubiera venido un día más tarde, lo más probable es que hubiera muerto. “No tengo ninguna duda en absoluto de que tanto yo como Lincoln no estaríamos aquí hoy si no fuera por Keola“, dijo Alhanna.

Fuente

Comentarios