Estupefacción por el relato de Carme Chaparro sobre lo que le ha pasado en las redes sociales

La publicidad la carga el diablo.

Estamos más que acostumbrados a la publicidad programática. Por ejemplo, aunque desconozcamos el motivo técnicamente, todos sabemos que en cuanto hagamos una búsqueda en Internet de algún producto, después aparecerá por doquier en los anuncios de cada web o red social que visitemos. Perfecto cuando compartes ordenador y quieres sorprender con un regalo…

Giphy

Así, incluso aunque ya lo hayas comprado, el producto seguirá apareciendo… hasta que una nueva búsqueda ocupe su lugar. Se trata de sistemas publicitarios que aprovechan los permisos que le concedemos a las tiendas online y aplicaciones que descargamos para poder personalizar la publicidad de terceros. Y en ocasiones saben más de lo que nos gustaría.

Pero lo más inquietante es que en los últimos tiempos ha habido gente que ha relatado casos en los que parece que las webs parecen tener en cuenta no solo productos por los que nos hemos interesado en Internet… sino aquellos sobre los que hemos escrito en WhatsApp, o incluso comentado con nuestros familiares.

La teoría de la conspiración sugiere que nuestros ordenadores y móviles se valdrían del micrófono para “escuchar” nuestras conversaciones, y de esa manera mostrarnos cosas sobre las que solamente hemos hablado. ¡Qué miedo!

“Me acaba de pasar algo bastante extraño”, comienza el hilo de Twitter que la periodista Carme Chaparro ha escrito para contar algo parecido, y con lo que muchos de sus seguidores se están sintiendo muy identificados…

Y a vosotros, ¿os ha pasado algo parecido?

Fuente

Comentarios