Estupefacción por el secreto de Almudena Cid que Christian Gálvez reveló en directo en ‘Pasapalabra’

Pasapalabra es una mina. El programa llegó inicialmente a Antena 3 en 2000 a través de la productora Boca a Boca, que sí había comprado el formato a ITV —en Reino Unido se llamaba The Alphabet Game. Pero en noviembre 2006 Telecinco le “robó” el programa a Antena 3.

El problema es que cuando se expiró el contrato con Boca a Boca, la cadena de Paolo Vasile firmó directamente con los ingleses y se ahorró el intermediario… algo que terminó trayéndole problemas legales.

Sea como sea, últimamente no para de regalar momentazos televisivos. A la emoción del rosco en los últimos días se han añadido algunas situaciones sorprendentes como la rajada de Christian Gálvez contra sus haters, o el llanto de uno de los concursantes por la emoción de cumplir su sueño de participar en el programa… concursante que, posteriormente, abandonaría sin que Telecinco haya querido explicar el motivo.

Sin olvidarnos, por supuesto, de que hace unos pocos meses un concursante ganó el mayor bote de la historia del programa. Se trató de Antonio, un concursante que ya había batido el récord de permanencia… y que escondía un drama familiar.

Ahora ha sido noticia por un momento sorprendente —y entrañable—: Almudena Cid, mujer de Christian Gálvez, era una de las invitadas de la semana, y durante una de las pruebas el presentador ha confesado uno de los secretos mejor guardados de la gimnasta.

 

Cid se enfrentaba a la prueba musical, que consiste en acertar una canción a partir de las pistas que da el presentador, y la reconoció enseguida: se trataba de “Torero”, de Chayanne.

La gimnasta empezó a tararearla y bailarla desde su sito, hasta que se dio un golpe contra la mesa… momento que provocó las risas de Gálvez y del resto de invitados, hasta que el presentador ha decidido confesar.

“Voy a contar una cosa de la intimidad. Ustedes no lo saben, pero esta persona que ha estado 21 años de carrera deportiva y que hacía lo que quería con una maza en un tapiz, luego tiene una parte torpe.”

Eso sí, alargando muuucho mucho la palabra “torpe”.

“Es que he descubierto que soy disléxica después de dejar de la [gimnasia] rítmica. Es muy fuerte”, confesó Cid.

Comentarios