Estupefacción por la durísima esquela de un hijo a su madre

El momento de la pérdida de un familiar es siempre duro; es una situación que supone un largo periodo de dolor y pena en el entorno de la familia. Sin embargo, hay personas que se enfrentan a un asunto tan angustioso como este con un toque de humor.

GIPHY

De forma habitual, las esquelas suelen ser publicadas por los familiares. Sin embargo, hay algunas personas que un tiempo antes de morir suelen dejar encargado a los diarios el espacio entre sus páginas, a veces para dejar algún recadito a sus herederos… o incluso en ocasiones nos encontramos con alguna que otra crítica social.

Pero en esta ocasión, una esquela se ha viralizado por el durísimo comentario que encierra, y que ha sorprendido a todos por ser lo último que esperarías escuchar de la boca de un hijo hacia su madre.

“El mundo es un lugar mejor sin ella”, es el comentario que Jay consideró necesario hacer en la esquela que dedicó a su madre, Kathleen Dehmlow.

Nombrando a su progenitora, especificó que “nació el 19 de marzo de 1938, hija de Joseph y Gertrude Schunk de Wabasso”. Añadió que “se casó con Dennis Dehmlow en la iglesia de Santa Anna de Wabasso en 1957 y tuvo dos hijos, Gina y Jay”.

Hasta ahí, todo normal… hasta que añade un detalle que empieza a cambiar el sentido de la historia: “en 1962 se quedó embarazada del hermano de su marido, Lyle Dehmlow, y se mudó a California”.

A partir de ese momento, Kathleen decide abandonar a sus hijos, Gina y Jay, “que fueron criados por sus abuelos en Clements —California—”. Suceso que evidentemente no fue plato de buen gusto para los dos jóvenes.

“Murió el 31 de mayo de 2018 en Springfield y ahora será juzgada. Sus hijos, Gina y Jay, no la echarán de menos”, añade con total frialdad, asegurando que ambos “entienden que el mundo es un lugar mejor sin ella”.

Twitter

La esquela fue publicada por la Redwood Falls Gazette, y los lectores no tardaron en hacerse eco y protestar por la publicación. Un comentarista asegura que cualquier persona merece “respeto y dignidad en su muerte”.

Por lo visto, desde el propio periódico protestaron, “incluido el editor”, pero fueron “desautorizados” a eliminarla, debido a la presión ejercida por Jay, que insistió en que fuera publicada.

Twitter

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios